Critican de la 4T distribución medicinal

284
Critican de la 4T distribución medicinal
  • Desde hace más de 25 años se estableció un esquema de distribución a través de terceros especializados que consolidan compras y entregas.
SILVIA OLVERA / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Mientras que en otros países es normal que se concentre entre pocos la distribución de medicamentos al Sector Salud del gobierno, por tratarse de una actividad especializada y delicada, en México la “4T” la ha desmantelado y ahora escasean los fármacos.

Dirigentes de la industria farmacéutica nacional se quejaron de que el gobierno federal haya asegurado que las grandes empresas mayoristas pertenecen a políticos y, bajo ese argumento, haya acabado con un esquema que había funcionado por muchos años.

Advirtieron que en adelante el Sector Salud en México deberá gastar más que antes, pues con el desabasto están aumentando las enfermedades y su letalidad.

Pide la Palabra

Enrique Martínez, director del Instituto Farmacéutico, señaló que la distribución de medicamentos es tan especializada como sectores como el químico y el aeroespacial, en los que no cualquiera tiene la infraestructura y las certificaciones necesarias.

Refirió que en Guatemala, por ejemplo, son tres empresas las que concentran 56 por ciento del mercado: J. I. Cohen, Agencia Farmacéutica Internacional y Medicina Corporativa de Diálisis.

En Estados Unidos, sitios como Drug Channels y Advisor Perspectives identifican a tres grandes grupos mayoristas que tienen 95 por ciento de la distribución: AmerisourceBergen, Cardinal Health y McKesson.

Carlos Ramos, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos de la Salud, cuestionó que el actual gobierno asegure que antes se ponían de acuerdo funcionarios y distribuidores, cuando en realidad era el laboratorio el que elegía.

“Las distribuidoras que más vendían eran seleccionadas por los laboratorios y antes de escoger a un representante le hacían previamente una auditoría.

“Imagínate a un Roche o un Novartis, a las que les diga el gobierno: ‘Oye, tienes que venderme a través de éste’, pues, no, no es así. Escogían en función de tu capacidad financiera, de tu infraestructura, de tu estructura vehicular, de tu regulación sanitaria”.

Precisó que los laboratorios no pueden vender de forma directa, porque no tienen capacidad de distribución.

Por ello, anotó, desde hace más de 25 años se estableció un esquema de distribución a través de terceros especializados que consolidan compras y entregas.

Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos, exigió que si hay acusaciones, que se presenten pruebas y denuncias.

“Pero que no se siga dañando a la industria, que aún está a la espera de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) haga licitaciones que llevan más de seis meses de retraso.

Describió que actualmente hay muchas compras directas porque hospitales y clínicas están buscando contrarrestar el desabasto.

“El problema es que el medicamento llega aproximadamente cuatro o cinco meses después (de lo programado).

“No es como tener tornillos, de los que hay inventario… El medicamento en todo el mundo se hace bajo pedido y nadie va a fabricar para ver si le compran o no”.

Te puede interesar: Padecen falta de fármacos hospitales desde hace meses