De hijastra de un Gertz Manero a presa

530
Gertz
  • Alejandro Gertz, titular de FGR, consideró que acusaciones en su contra por abuso de poder constituyen un acto de extorsión.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO 03-Jun-2021 .-Durante el 2015, Alejandra Guadalupe Cuevas Morán iba todos los martes a la casa en la que vivían su madre y su padrastro, en la calle de Explanada, en Lomas de Chapultepec, para tomar cursos de logoterapia y superación personal.

Llegaba alrededor las 10:00 de la mañana con un grupo de seis amigas para tomar clases con Kitimbwa Lukangakye, un psicoterapeuta y teólogo congolés con estudios en la Universidad Pontificia Salesiana en Roma.

Aunque le prestaban el comedor para sus pláticas con el maestro africano, Cuevas muy pocas veces se cruzaba en aquellas mañanas con los moradores de la residencia, según cuentan sus familiares.

Cuando daban las 12:30 horas, terminaba la sesión.

Todas se retiraban y en casa volvían a quedarse sólo sus inquilinos durante la última década, la pareja que conformaban desde casi medio siglo atrás Laura Morán Servín y Federico Gertz Manero, madre y padrastro de Cuevas, respectivamente.

Las reuniones de comedor terminaron abruptamente en julio de 2015, cuando empezó a deteriorarse la salud del hermano del hoy Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero. Finalmente, Federico fallecería el 27 de septiembre del mismo año.

Cuevas tenía en ese entonces 62 años de edad y nunca imaginó que seis años más tarde estaría en la cárcel, acusada del delito de homicidio, por supuestamente propiciar por negligencia el estado crítico de salud que llevó a la muerte a Federico Gertz.

Hoy su madre,a sus 94 años, es oficialmente prófuga y quizá la persona más longeva contra quien ha sido girada una orden de aprehensión por solicitud de la Fiscalía de la Ciudad de México.

Ana Paula, Gonzalo y Alonso, hijos de Alejandra Guadalupe, libran ahora una batalla para que su madre pueda salir de prisión y acusan al Fiscal de fabricar los delitos que le imputan y pretender una venganza generacional.

“Para él, este asunto es generacional y quiere que toda la descendencia de la mujer que compartió 52 años de su vida con su hermano, termine en la cárcel”, reprocha Alonso Castillo Cuevas.

“Por qué, porque mi abuela, después de medio siglo, conoce muy bien no solo a quien fue su pareja sino también a su cuñado Alejandro y la historia de la familia Gertz Manero, no sólo en temas de los bienes inmuebles, sino también en las inversiones financieras en paraísos fiscales”, agregó.

“Todo este invento fabricado por el Fiscal, es porque él supone que mi abuela tenga información que pueda representar a él algún inconveniente y porque también piensa que ella y eventualmente hasta sus tataranietos van a tener que confesar un delito que no existe”, lamentó.

Los hijos de la detenida, quien desde octubre del año pasado se encuentra en Santa Martha Acatitla, con auto de formal prisión, acusan que, apenas fue designado el hombre más poderoso de la procuración de justicia en México, reactivó, con presiones a ministerios públicos, un expediente que había sido archivado por falta de elementos.

Porque se había comprobado que las hijas de Laura Morán no tomaban ninguna decisión sobre la salud de Federico Gertz y porque se acreditaron gastos en medicinas y atención médica y de enfermería privada para los cuidados del paciente, de los que su pareja, entonces de 88 años, no podía hacerse cargo personalmente, dada su edad.

Te puede interesar: Acusan que Gertz abusa del poder