¡Vivan las prendas modulares!

289
¡Vivan las prendas modulares!
  • Aunque la tendencia “quita pon” generalmente se utiliza para el día, también puede aplicarse para prendas de noche, como en piezas que modifiquen el largo de un vestido.
FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia ha traído una nueva forma de comprar y utilizar la ropa. Y una de las principales tendencias es transformarla, como “quita pon”, es decir, añadir elementos para que sea más práctica y versátil, y pueda ser usada varias temporadas. Prendas

Rosalinda Villanueva, experta en futuro para la compañía global de tendencias WGSN, comparte las bases esenciales de esta corriente.

“Nace por la nueva rutina y prioridades del ser humano, permitiendo claramente actualizar o renovar nuestra indumentaria, haciendo que las prendas sean de cierta manera más prácticas, funcionales, longevas y hasta atemporales”, comenta.

Así, se pueden agregar accesorios pequeños o piezas desmontables que van desde capuchas, hasta bolsillos, cuellos y puños. También puede ser un elemento que modifique la apariencia de la prenda, como una pieza de otro color, o algunos parches o remaches que den un gráfico distinto para transformar nuestros looks según el “mood” o la necesidad.

Y esto se realiza por medio de clips simples o de presión para pegar, pequeñas cadenas, o hasta velcro, pensando en la nostalgia de los años 80 y 90, así como cierres o cremalleras.

Es importante hacer notar que estas uniones casi no se notan porque se acompañan de mucho juego con drapeados o textiles corrugados y plisados que, de cierta manera, disfrazan y esconden estos artilugios. Por ejemplo, hay unos aretes que sujetan los airpods de manera segura sin notarse.

Según la experta, estos aditamentos se venderán por separado, y un poco a manera de un juego divertido para ofrecer nuevas alternativas para personalizar los diseños para cada individuo.

Es importante que la comodidad sea un factor clave en estos diseños modulares, por lo que la tecnología tiene mucho que ver.

Aunque esta tendencia generalmente se utiliza para el día, también puede aplicarse para prendas de noche, como en piezas que modifiquen el largo de un vestido.

“Podemos pensar en prendas que son para todo el día, como una chamarra tipo puffy que tenga tres piezas adicionales, como un cuello decorativo o bolsillos en contraste.

“En accesorios, veremos cambios en calzado y accesorios en donde el color y múltiples piezas pueden lograr verse distintas en cada ocasión”, concluye Villanueva.

Te puede interesar: Confirma diseñador que le plagiaron vestido para Miss Universo mexicana