Busca Perú corregir las malas gestiones

309
Busca Perú corregir las malas gestiones
  • Los planes de Gobierno de los candidatos a la Presidencia de Perú, Pedro Castillo y Keiko Fujimori, son opuestos en todas sus áreas.
OSCAR SAINZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La ineficiencia del Estado para distribuir recursos públicos y la corrupción de últimas décadas son dos problemas que los peruanos ansían resolver con la elección presidencial. Perú

Esto aunque el panorama luce complicado con dos candidatos de extremos y sin amplio apoyo de la población, apuntan especialistas.

Tras cuatro mandatarios en los últimos cinco años, Perú decide en segunda vuelta a su próximo Jefe de Estado, en una cerrada disputa entre el izquierdista Pedro Castillo, de 51 años, y la derechista Keiko Fujimori, de 46 años.

Los peruanos van a las urnas justo cuando la nación se encuentra sumida en la pandemia de Covid-19, que provocó una extensa crisis económica.

El Producto Interno Bruto (PIB) del país andino cayó 11 por ciento en 2020 y la pobreza subió 10 puntos porcentuales, al pasar de 20 a 30 por ciento, un retroceso de 10 años en la lucha contra la miseria. Actualmente, hay 10 millones de pobres, casi un tercio de los habitantes.

Aunado a un crecimiento récord a inicios de siglo que no se reflejó en las personas promedio, de acuerdo con expertos, llevó a una indignación generalizada en la población que desencadenó una crisis política y social de la que Perú busca salir.

“Se logró reducir la pobreza de 58 por ciento en 2004 a 20 por ciento en 2019; había recursos, pero poca capacidad para invertirlos correctamente.

“Entonces lo que pasó fue corrupción y gastos ineficientes”, explicó a REFORMA el director ejecutivo de la asociación civil peruana Red de Estudios para el Desarrollo (Redes), Oswaldo Molina.

“El Estado era el que tenía que transformar este crecimiento en oportunidades, en bienestar, y falló”.

De acuerdo con sus registros, una de las razones de la crisis por la que atraviesa Perú es la ineficiente gestión pública tanto a nivel nacional como regional.

“Eso significa que si tú eres un poblador promedio, a pesar de todo el crecimiento, vas a un colegio y encuentras que está en mal estado.

“O si vas a una posta médica alejada de una ciudad, en zonas rurales, ves que no hay doctores, que la infraestructura es mala”, expuso. “Entonces uno siente que este crecimiento no le está ayudando”.

Malas gestiones

A decir de Maite Vizcarra, especialista en digitalización, ni Castillo, maestro de escuela rural, ni Fujimori, la hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), ofrecen un plan para corregir las malas gestiones, por lo que puede haber un voto de castigo.

“En el caso de Castillo tenemos una gran interrogante. No está muy bien arropado en su entorno de poder”, indicó.

“Si llegase Fujimori volvería a ser lo que ha sido todo este tiempo la derecha en Perú, que crece económicamente, pero con fallas importantes de redistribución social, lo que se le reclama hoy día”.

La complejidad para elegir al siguiente Ejecutivo, agregó, aumenta ante el hecho de que ninguna de las dos opciones estaban entre las favoritas de los peruanos y, en principio, son autoritarias.

“Después del 6 de junio lo que va a haber es mucha tensión social. Hay un punto de quiebre y la urgencia es crear consensos como sea”, subrayó.

Te puede interesar: Acusan a gobierno: deshacen acuerdo