Ven en Bielorrusia un ‘agujero negro’

375
Ven en Bielorrusia un agujero negro
  • Un grupo de relatores de la ONU consideraron que, en términos generales, Bielorrusia es “un agujero negro” para la libertad de prensa y de información.
STAFF / AGENCIA REFORMA

NUEVA YORK, EU.- Un grupo de relatores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por la supuesta confesión pública del periodista bielorruso Roman Protasevich, detenido tras el desvío a Minsk del avión en el que viajaba. Consideraron que, en términos generales, Bielorrusia es “un agujero negro” para la libertad de prensa y de información.

El caso de Protasevich, que volaba de Atenas a Vilna cuando se vio sorprendido por un aterrizaje forzado, volvió a poner sobre la mesa las presiones que ejerce sobre la prensa el régimen de Alexander Lukashenko.

Aunque el activista reapareció la semana pasada en televisión reconociendo los delitos de los que se le acusan, su entorno y la oposición política ha puesto en duda la veracidad de su relato.

Para los relatores, “la manera implacable en que fue detenido, las informaciones de que habría sido torturado para obtener una confesión falsa, la negativa a acceder a un abogado y el temor a una dura sentencia” evidencian que las autoridades bielorrusas no cumplen unos mínimos estándares de Derechos Humanos.

En este sentido, los relatores sobre libertad de expresión, Irene Jan; activistas de Derechos Humanos, Mary Lawlor; tratos crueles o degradantes, Nis Melzer; libertad de reunión pacífica y asociación, Clément Voule; y situación de los Derechos Humanos en Bielorrusia, Anais Marin, aseguran que para Lukashenko “no hay límites” a la hora de “silenciar las críticas”.

Ejemplo atroz

Consideran que el caso de Protasevich es “un ejemplo atroz” de la tendencia que se viene observando desde agosto de 2020, cuando Bielorrusia registró el mayor desafío social contra el gobierno de la era Lukashenko a raíz de unas controvertidas elecciones que permitieron al presidente iniciar su sexto mandato consecutivo.

“Los acontecimientos recientes indican que la libertad de prensa en Bielorrusia ha entrado en un agujero negro sin final a la vista”, añadieron.

Recordaron otros casos como el del portal opositor ‘Tut.by’, clave durante las protestas y cerrado por difundir “información falsa”, de acuerdo con los argumentos oficiales.

“Antes y después de las elecciones presidenciales de 2020, las autoridades han detenido arbitrariamente y golpeado a periodistas, opositores, defensores de los Derechos Humanos y ciudadanos que participaban en protestas pacíficas”, criticaron los expertos, que han pedido a los países de la ONU más “presión” para que la situación no empeore aún más.

Te puede interesar: Plantearán en el G7 vacunas para todo el mundo