Prevé S&P un bajo crecimiento en América Latina

212
Prevé S&P un bajo crecimiento en América Latina
  • S&P Global Ratings dijo que América Latina tiene un problema de baja productividad y la pandemia no ha cambiado eso.
STAFF Y OSCAR LUIS GARZA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- América Latina tiene un problema de baja productividad, impulsado por bajos niveles de inversión fija que ha promediado menos del uno por ciento en la última década y una inversión ineficiente, advirtió S&P Global Ratings.

“Y, de alguna manera, las expectativas de inversión parecen más débiles después de la pandemia debido a la creciente inestabilidad política y social en la región”.

La calificadora dijo que por ello, su expectativa del Producto Interno Bruto (PIB) posterior a la pandemia para la región sigue siendo un crecimiento promedio en el rango de 2 a 3 por ciento, que es aproximadamente la mitad de lo que crecen en promedio otros mercados emergentes importantes.

Señaló que si bien el arrastre más fuerte de la expansión en el primer trimestre ciertamente ejerce una presión al alza sobre la proyección de crecimiento del PIB para 2021 para América Latina, actualmente en alrededor de 5 por ciento, no cambia sus expectativas de crecimiento a largo plazo.

Destacó que las expectativas de inversión parecen más débiles después de la pandemia debido a la creciente inestabilidad política y social en la región.

Los reportes del PIB del primer trimestre de América Latina, publicados durante las últimas dos semanas, sorprendieron al alza.

Sobre este desempeño sobresaliente destaca que los sectores de servicios se están volviendo más resilientes a la evolución desfavorable de una pandemia; esta es la razón principal de la sorpresa al alza en el crecimiento del PIB del primer trimestre, dijo S&P Global Ratings.

La firma también señaló que el repunte de los precios de las materias primas está ayudando a la región, pero no es la razón por la que el PIB fue más fuerte de lo esperado.

Bajos salarios…

La crisis económica que trajo la pandemia de Covid-19 está acabando con los puestos mejor remunerados y está incrementando el número de empleos que reciben sueldos bajos, indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por ejemplo, en enero-marzo de este año, en Jalisco había 43 mil 786 empleos con ingresos de más de 5 salarios mínimos -más de 21 mil 255 pesos mensuales-, 45.2 por ciento menos.

Y 36 mil 157 puestos menos que los 79 mil 943 empleados que percibían más de 5 salarios en octubre-diciembre de 2020. Entonces equivalían a más de 18 mil 483 pesos mensuales.

El número de empleos con ingresos de más de 2 a 3 salarios mínimos -de más de 8 mil 502 a 12 mil 753 pesos mensuales- también cayó, en este caso 19.2 por ciento, a 610 mil 100 en el primer trimestre de este año.

Desde los 754 mil 996 puestos que percibían más de 2 a 3 salarios mínimos en octubre-diciembre del 2020 -144 mil 896 empleos menos-, ingreso que entonces equivalía a entre 7 mil 393 y 11 mil 90 pesos mensuales.

En cambio, el número de puestos con sueldos bajos creció.

En el primer trimestre de este año, en la entidad había 1 millón 347 mil 589 puestos con ingresos de más de 1 a 2 salarios mínimos -de más de 4 mil 251 a 8 mil 502 pesos mensuales-, 195 mil 625 más que en octubre-diciembre del 2020.

Cuando 1 millón 151 mil 964 empleados percibían más de 1 a 2 salarios mínimos, que entonces equivalían a entre más de 3 mil 697 y 7 mil 393 pesos mensuales.

Te puede interesar: Pretenden retomar vuelos supersónicos