Falta gas natural para el sur

638
gas
  • La inyección de gas en el sureste es cada vez menor y los trabajos que realiza el Gobierno para aliviar la escasez han sido insuficientes.
DIANA GANTE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. – La inyección de gas en el sureste de México cada vez es menor y los trabajos que realiza el Gobierno para aliviar la escasez han sido insuficientes para cubrir la demanda.

Hasta el 6 de junio, el sureste recibía mil 446 millones de pies cúbicos diarios de gas. En la misma fecha del año pasado, la inyección fue menor, con mil 396 millones de pies cúbicos, según datos de la Secretaría de Energía (Sener).

En 2018, la inyección para esa fecha fue de 2 mil 172 millones de pies cúbicos por día.



De acuerdo con proyecciones de la misma Sener, para 2021, la demanda prevista para la región es de 2 mil 864 millones de pies cúbicos diarios.

Los proyectos con los que, supuestamente, se resolvería el problema de abasto son el gasoducto Cuxtal l, que conectaría del ducto Mayakan al Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas), así como la reconfiguración de la estación de compresión Cempoala, los cuales ya entraron en operación.

Sin embargo, también se requiere de otras dos centrales de compresión, Lerdo y Tecolutla, las cuales según el Plan Quinquenal de Expansión del Sistrangas 2020, entrarán en operación en 2021, pero no hay una fecha específica. Ambos tienen la finalidad de fortalecer la operación de Cempoala para llevar gas natural al sureste.

En respuesta, el Centro Nacional de Control de Gas natural (Cenagas) ha tenido que inyectar gas por la elevada demanda en la región, principalmente del sector eléctrico.

Para David Rosales, experto en energía, con este panorama y la cada vez menor producción de gas natural por parte de Pemex, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no podrá alimentar las dos nuevas centrales que actualmente tiene en licitación, Mérida y Valladolid, las cuales sumarán una capacidad instalada de mil 546 megawatts, para aliviar los problemas eléctricos de la zona.

“Una (solución es) producir más, pero no hay rondas de gas ni interés de Pemex por producir más porque en caso de tener dinero lo usan para producir más crudo, por lo que la alternativa era traer gas de Estados Unidos”, dijo.

De acuerdo con información del Cenagas, a partir de la entrada del gasoducto Cuxtal, en octubre del año pasado, la inyección de la molécula al gasoducto Mayakan ha incrementado, pero no lo suficiente, pues pasó de unos 80 millones de pies cúbicos diarios a un promedio de 150 millones.

Daniel Salomón, asociado de la firma González Calvillo, explicó que aunque todos los cambios mencionados tienen la intención de aumentar la oferta de gas en el sur, podrían no ser suficiente para satisfacer la demanda y cubrir el déficit de la molécula en la región.

Te puede interesar: Militarizan Aduanas… y crece corrupción