‘Traban’ el registro para outsourcing

496
outsourcing
  • Las empresas de outsourcing que quieren registrarse ante la Secretaría del Trabajo enfrentan problemas para conseguir la firma electrónica y en trámites ante el IMSS y el Infonavit.
VERÓNICA GASCÓN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas de servicios especializados (outsourcing) que quieren obtener un registro ante la Secretaría del Trabajo enfrentan problemas para conseguir la firma electrónica y una opinión positiva del IMSS y el Infonavit, respectivamente.

El plazo para que estas empresas queden dadas de alta en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE), termina en mes y medio pero el tiempo es insuficiente para cumplir con los trámites, advirtió Héctor Márquez, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Como resultado de la reforma que prohíbe el outsourcing, se estableció que solo aquellas empresas que presten servicios especializados podrán subcontratar personal. Pero para ello, deberán están registradas en el REPSE.

Las empresas de servicios especializados deberán demostrar que están al corriente del pago de cuotas al IMSS y al Infonavit.

Márquez aseguró que las empresas están optando por sacar una razón social nueva para cada servicio especializado. Sin embargo, los problemas inician cuando se quiere obtener una Firma Electrónica ante el SAT.

“No hay citas para ir a hacer trámites en el SAT. Alguien con una razón social nueva, alguien que quiera sacar su FIEL, tiene problemas. El siguiente problema es que como es una razón social nueva, se supondría que la opinión saldría positiva por parte del IMSS y el Infonavit, pero resulta que al revés, como no has hecho pagos, te pone opinión negativa”, comentó Márquez.

outsourcing

Añadió que las empresas tienen que esperar las fechas en las que se deben hacer los pagos ante el IMSS e Infonavit, pero mientras corre el plazo que fijó la Ley Federal del Trabajo para estar inscrito en el Registro, el cual culmina en agosto.

Germán de la Garza, socio líder de servicios laborales en Deloitte, comentó que la plataforma pide una cantidad de información importante para verificar el objeto social de la empresa, acreditar el cumplimiento de obligaciones en materia de seguridad social y fiscales.

“Esto ha hecho que las empresas analicen cómo poder registrarse porque había la expectativa de que la plataforma sería más simple, no necesariamente es así, está contemplando muchos más aspectos de los imaginados. La propia plataforma contiene un aparte donde se hace una serie de preguntas sobre condiciones generales de trabajo, formas de pago, forma de contratación, cuántos salarios mínimos se pagan, si se cuenta con contratación colectiva, entre otros”, afirmó De la Garza.

Añadió que en función de esa información, la autoridad podría determinar si la empresa puede ser sujeta o no a una posible inspección por parte de la Secretaría del Trabajo, más adelante.

Te puede interesar: Crece en México el empleo formal