Contrata Consejería a empresa fantasma

397
Contrata Consejería a empresa fantasma
  • Consejería Jurídica del gobernador contrató en noviembre de 2016 a Grupo Asesor Odul, S.A. de C.V., una empresa clasificada como simuladora de operaciones.

VANESSA CISNEROS, VALERIA DURÁN Y LUCÍA VERGARA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Consejería Jurídica del gobernador fue una de las 12 dependencias del gobierno de Chiapas que contrataron empresas oficialmente declaradas “fantasmas” durante la gestión de Manuel Velasco Coello, actual senador por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Esa oficina, cuyo nombre completo es Instituto de la Consejería Jurídica y Asistencia Legal, contrató en noviembre de 2016 a Grupo Asesor Odul, S.A. de C.V., una empresa que fue clasificada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como simuladora de operaciones.

El 6 de marzo de 2019, el SAT emitió una resolución en la que determinó que las operaciones realizadas en 2016 por Odul habían sido una simulación, incluidas las facturas emitidas al gobierno de Chiapas.

En la relación de facturas enlistadas como presuntamente irregulares por el SAR, estaba una emitida el 11 de noviembre de 2016 por 20 millones de pesos a la Consejería Jurídica, cuyo titular en ese momento era el abogado Vicente Pérez Cruz.

En sus redes sociales, Pérez Cruz presume su amistad con el senador morenista Eduardo Ramírez Aguilar, actual presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta.

Ambos coincidieron en el gabinete de Velasco en Chiapas.

Ramírez Aguilar fue su primer secretario de Gobierno -entre 2013 y 2015-, mientras que Pérez Cruz tuvo la función de consejero jurídico durante todo el sexenio.

Grupo Asesor Odul también emitió dos facturas en diciembre de 2016 por 20.8 millones de pesos a nombre de la Secretaría para el Desarrollo de las Mujeres en Chiapas.

Ante el SAT, registró que su domicilio fiscal estaba en Camino Antiguo a Coajomulco, número 17, interior A, Colonia Cuauhtémoc, en el estado de Morelos. Pero José Ignacio Velázquez Tolayo, dueño del predio desde hace 40 años, asegura que allí nunca ha estado ninguna empresa.

“Tenemos más de 40 años de vivir aquí y no existe”, señaló Velázquez Tolayo, quien trabaja como albañil y tiene 63 años.

Este predio está en la periferia de Morelos, y fue dividido en tres partes: una casa de dos pisos, otras viviendas más de una sola planta con techo de lámina y un tramo que sigue en construcción.

Todas ellas son propiedad de Velázquez Tolayo, quien asegura que si él tuviera una empresa, “no viviría allí”.

Constructora Jaguar Negro -otra de las empresas fantasma- también está relacionada con tres domicilios ubicados en colonias populares en Tuxtla Gutiérrez. Uno de ellos, en la Colonia Vista Hermosa, es en realidad una casa deshabitada.

“Está vacío… Ni ha vivido gente, ni ha sido empresa”, aseguró un vecino del lugar.

Hasta el año pasado en esa casa había una oficina de contadores que abarcaba también el número 1354, que está al lado derecho del predio, donde hay una casa pintada de café claro.

Una casa en Calzada Conasupo, en la Colonia San José Terán, es otra dirección vinculada a la constructora, pero los vecinos tampoco identifican en ese sitio una empresa.

La de calle Sur Oriente, en la Colonia El Mirador, en Tuxtla, es otra dirección relacionada con la empresa, pero ni siquiera se encontró una calle con ese nombre.

Te puede interesar: Tira Ebrard la bola a gestión Mancera