NIDO DE VÍBORAS

707
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

SE ACABÓ el proceso electoral en Quintana Roo y los resultados al final le dieron prácticamente carro completo a los candidatos postulados por la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformado por Morena-PT-Partido Verde, al conquistar las cuatro diputaciones federales en disputa, así como ocho de once municipios, los otros tres fueron para la alianza integrada por PAN, PRI y PRD.

LAS AUTORIDADES electorales calificaron como democráticos y transparentes los resultados obtenidos aunque, como es de esperarse en estos casos, no faltaron los inconformes con su derrota y hasta hubo quienes impugnaron la elección con la falsa esperanza de que el Instituto Electoral de Quintana Roo daría marcha atrás a los resultados oficiales para posteriormente repartir el cargo en disputa a los candidato “desfavorecidos”.

FUERA DE ESTOS pataleos que hasta suelen ser “normales” durante los procesos electorales, no se registraron hechos qué lamentar ni objeciones de peso que pudieran echar abajo los resultados, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador informó en sus mañaneras que había sido las elecciones más limpias aun cuando su partido no alcanzó la mayoría esperada para controlar al poder Legislativo federal.

Y SI ESTO no lo entiende la candidata derrotada en los comicios por la presidencia municipal de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, quien no se ha cansado de culpar de su derrota, sin prueba alguna, a los consejeros del IQROO y al gobernador del estado Carlos Joaquín González, se topará entonces con la dura realidad de que las cifras están bien, no existe algún error, y se mantendrán los mismos resultados, sin ningún cambio, por más pataletas y show que haga.  

ESTÁ MÁS QUE CLARO que la dirigencia nacional de Morena, tampoco del PT ni del Verde Ecologista, van a meter las manos para defenderla por más que su dirigente nacional Mario Delgado haya subido un mensaje de apoyo a la alcaldesa derrotada a través de sus redes sociales; lo dijo de dientes para afuera porque en este municipio ya no hay nada qué hacer luego de la mala administración de la morenista. 

EN SOLIDARIDAD, y particularmente en su cabecera municipal Playa del Carmen, a la mayoría de los ciudadanos con derecho a votar les sobraron razones para no darle nuevamente su voto a Laura Beristain en su intento por reelegirse; lo desquiciante del caso es que ella sigue creyendo que ganó la elección cuando los cómputos del conteo de votos despejaron de toda duda el triunfo de la panista Lili Campos Miranda. 

PARA LOS HERMANOS Beristain la derrota en Solidaridad les quita toda posibilidad de seguir cometiendo barbaridades y atracos desde el poder para beneficio propio, como se dice coloquialmente por fin se les acabaron los privilegios y su propia carrera política, la cual construyeron a base del oportunismo que les ha caracterizado, al fin se les va a acabar la cuerda a este trío de saqueadores del presupuesto público. 

@Nido_DeViboras