Trabajo, una salida a crisis migratoria

352
Trabajo, una salida a crisis migratoria
  • Jiménez Pons señaló que los migrantes se quedan con contratos de corto plazo, son modestos como desviar el tráfico, trabajo así hay muchísimos.
DALILA ESCOBAR

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va de este año, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha reportado la detención de 90 mil 850 personas migrantes que atravesaban México rumbo a Estados Unidos. De enero a junio de 2021 la dependencia reportó esta cifra oficial de los que llama “localizados” y que en su mayoría son retornados a sus países de origen. Trabajo

Sin embargo, los datos de las autoridades mexicanas registran una marcada distancia con las detenciones que se hacen en la frontera con Estados Unidos, las cuales indican que, en la administración de Donald Trump, en 2019 eran de cerca de 3 mil 500 por día en los primeros meses del año, de acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Estas cifras disminuyeron en 2020 en el contexto de la pandemia, pero en el primer año de gobierno del demócrata Joe Biden se perfilan para ser más altas que las del republicano Trump, con una marca de hasta 5 mil detenciones por día en los primeros meses de 2021.

La frontera sur en México es el primer filtro para evitar que personas migrantes avancen y lleguen al norte para buscar el ingreso hacia Estados Unidos.

El gobierno mexicano ha ofrecido al estadounidense la posibilidad de que atiendan las causas desde territorio centroamericano; también que en México se les ofrezca trabajo; y una de las opciones ha sido el Tren Maya, obra que ya presenta déficit de mano de obra.

El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, informó que las empresas encargadas de la construcción de mil 500 kilómetros de recorrido ya abrieron sus obras a personas migrantes y aunque no tienen cifras de cuántos se han empleado, el único rol que les han podido ofrecer es el de “bandereros” para dar paso a vehículos pesados.

Llegan cuadrillas amplias de mexicanos que viven en zonas próximas a donde se construye la obra ferroviaria, incluso de estados como Veracruz o Guerrero, y generalmente son familiares que se mantienen trabajando en la obra por los próximos años.

En cambio, afirmó Jiménez Pons, los migrantes llegan por separado y las empresas les ofrecen quedarse por unas semanas. 

“Por poner un ejemplo, el tramo 2 requiere mil 300 a mil 500 camiones, el estado completo no llega ni a mil camiones, a eso se suman las cinco personas que operan y están alrededor como ayudantes, por eso necesitamos a más gente”, indicó el funcionario federal.

“Ya hay manifestaciones de falta de gente. La gente local ha entrado a trabajar, pero ya no hay más, ese fenómeno ya está presente, entonces que pueda agarrar la chamba un guatemalteco o un hondureño no hay bronca”, añadió.

Señaló que estas personas migrantes se quedan con “contratos de corto plazo, son empleos modestos y los mandan a desviar el tráfico, y ya es un trabajo y así hay muchísimos. De repente llega una cuadrilla de seis personas que vienen de Guerrero. El problema que a veces tienen los centroamericanos es que no tienen esa organización que muchos mexicanos sí traen, porque se mueven en bloques familiares”, señaló.

“Al darles el empleo, les dan arriba del salario mínimo y les dan prestaciones y si se empieza a mover y si tiene cualidades o aprovechan las oportunidades, pueden subir de trabajo”, añadió Jiménez Pons.

Se multiplican detenciones

El incremento exponencial se refleja en el número de migrantes que también son detenidos en territorio mexicano, antes de llegar a la frontera.

Por parte del Instituto Nacional de Migración fue hasta el 21 de enero que informó que en coordinación con la Guardia Nacional comenzaron con los auxilios o detenciones, en carreteras de Veracruz, en un primer reporte de 128 migrantes centroamericanos que viajaban en condiciones de hacinamiento en la caja de un camión.

Aunque Migración no dio más reportes de las detenciones durante el primer mes del año, en 15 días obtuvo un registro que pasó de los primeros 128 migrantes reportados a 11 mil 365 solamente en enero de 2021.

De estos reportes, 8 mil 571 requerían de ayuda humanitaria; 2 mil 661 orientación o asistencia; 125 por rescate debido a abandono en desiertos o zonas montañosas; tres ocuparon asesorías legales; tres más por reporte de extravío; y dos por lesiones que requirieron de primeros auxilios.

En cerca de dos meses se registraron 20 mil 127 detenciones, para sumar 31 mil 492 personas migrantes que fueron detectadas con estancia irregular; 17 mil 598 de nacionalidad hondureña; 9 mil 422 guatemaltecos; 2 mil 348 salvadoreños; y 2 mil 124 de Bangladesh, Senegal, Mauritania, Nepal, Burkina Faso, Rusia, Israel, Egipto, Sri Lanka, Turquía y Palestina.

De acuerdo con cifras del INM, esto representa 4 mil 779 migrantes extranjeros irregulares más respecto a los 26 mil 713 localizados en el mismo periodo del año pasado.

La instancia federal identificó a 4 mil 529 mujeres y 23 mil 525 hombres adultos; así como a 3 mil 438 menores de edad, de los cuales 2 mil 141 fueron localizados en compañía de uno o más adultos, y mil 297 no acompañados, quienes quedaron bajo la tutela, atención y asistencia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la entidad en la que fueron ubicados.

En tres meses más la cifra tuvo un ascenso importante al triplicarse, mientras que por mes en los primeros 90 días se presentaban un promedio de 10 mil detenciones, en el segundo trimestre se tenían un promedio de 30 mil mensuales.

De abril a junio se registraron 90 mil 850 personas que no acreditaron la regularidad de su estancia en México; es decir son 59 mil 358 más que las registradas en los primeros tres meses de 2021,

Provenían principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, de los cuales un 20 por ciento eran menores de edad.

Entre los retenidos había 37 mil 237 personas adultas de Honduras y 9 mil 575 menores de edad; 20 mil 459 adultos y 5 mil 674 infantes de Guatemala; 5 mil 995 adultos y mil 420 niñas y niños de El Salvador; así como 9 mil 409 mayores de edad y mil 081 a menores de otras nacionalidades.

De esa cifra, 24 mil 062 eran mujeres y 66 mil 788 hombres. Entre los menores de edad, 13 mil 736 estaban acompañados de un adulto y 4 mil 014 no acompañados.

Chiapas es la entidad donde se registra el mayor número de detenciones de personas migrantes, con 28 mil 757; seguido de Tamaulipas, con 12 mil 823; Tabasco, 10 mil 281; Baja California, 6 mil 587; Veracruz, 5 mil 420; Coahuila, 4 mil 932, y entre los estados con menor porcentaje, están Morelos, con 30; Michoacán, 26; Colima, 14, y Baja California Sur, 10.

Entre enero y junio México ha retornado a 42 mil 067 personas extranjeros; de ellos, 37 mil 855 fueron vía terrestre —15 mil 945 a Guatemala y 21 mil 912 a Honduras—, y 4 mil 213 aéreos —2 mil 464 a Honduras, 797 a El Salvador y 816 a Guatemala—.

Derivado de 496 operativos de inspección en zonas ferroviarias del país, se detuvieron a 6 mil 709 personas migrantes irregulares entre el 25 de enero y el 6 de junio: 2 mil 838 en Tlaxcala, 802 en Tabasco, 534 en Oaxaca, 687 en Veracruz, 615 en Coahuila, 487 en Puebla, 366 en Querétaro, 188 en Hidalgo, 161 en San Luis Potosí y 31 en Chihuahua.

El INM también detalla 109 inspecciones carreteras y operativos en casas de seguridad, de donde han rescatado a 8 mil 484 migrantes extranjeros de diferentes nacionalidades.

Se registran 28 operativos en Nuevo León, donde identificaron a mil 869 personas migrantes; 18 en Veracruz, a mil 520; 18 más en Tamaulipas, a mil 477; y nueve en Chiapas, con mil 308 extranjeros.

El INM también informó de los decesos que marcaron el 2020, año en el que Grupos Beta recuperaron 53 cuerpos de personas migrantes, bajo causas de ahogamiento, deshidratación y lesiones derivadas de accidentes, en diferentes puntos de la frontera norte del país.

Las personas eran originarias, en su mayoría, de Guatemala, Honduras, El Salvador, México y Haití.

Entre quienes encontraron tenían de 20 a 50 años de edad, un adulto de 88 años, algunos menores de edad, entre los que se encontraban dos bebés: uno de un mes y otro de 11 días de nacido.

A esta cifra se suman las repatriaciones que hace Estados Unidos de migrantes mexicanos, que al 1 de marzo de 2021 sumaron 25 mil 054 personas. En la reciente visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, firmó un convenio con el gobierno mexicano para atender las causas de la migración, con el objetivo de dar recursos para programas enfocados en jóvenes, en un similar a “Jóvenes Construyendo el Futuro” y en medio ambiente como “Sembrando vida”, ambos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar: Arman cooperativas para estaciones del Tren Maya