eNómina falla en pagos a maestros de Quintana Roo

661
eNómina

  • eNómina reportó que, de enero a septiembre de 2020, en Quintana Roo diversos mecanismos de financiamiento incrementaron su demanda.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

Aún cuando la firma eNómina promete administrar pagos de créditos de nómina de manera justa y con las mejores condiciones del mercado, fue señalada por presentar “constantes fallas” en su plataforma, mismas que han provocado que miles de docentes en Quintana Roo no dispongan de los recursos con los que contaban, y por tanto, tampoco solventen alimentos y servicios de primera necesidad.

“Las fallas de eNómina nos quitan de las manos la posibilidad de comprar hasta lo más básico, leche, tortillas, frijoles, huevo y otros artículos para nuestros hogares, quedan fuera de nuestro alcance ¿cómo vamos a comer si siguen con sus trabas? ¿cómo vamos a pagar los servicios y viviendas?”, se lee en una serie de denuncias ciudadanas.

Frente a ello, la compañía brasileña y su CEO en México, Gustavo Boletig, fueron acusados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB), motivo por el que se solicitó que indaguen “hasta las últimas consecuencias” sus sistemas, mecanismos y operaciones.

Asimismo, el requerimiento para iniciar las averiguaciones fue interpuesto en la Secretaría de la Función Pública (SFP), ya que los afectados apuntaron a que la permanencia de eNómina en la gestión de los pagos “no tiene otra explicación que la presunta comisión de faltas graves, por parte de los servidores públicos asignados para monitorear el contrato”.

“En últimas fechas nos hemos enfrentado a diversas problemáticas, que van desde pausas inexplicables en el uso de su aplicación para celulares, hasta retenciones del recurso”, anotaron.

Según se observa la página oficial de eNómina, en 2018 el fundador de la plataforma, Renato Araujo se planteó como meta equiparar su negocio en México con el de Brasil, al elevar el total de las cuentas manejadas a nivel nacional, de 200 mil a 2 millones 700 mil, aproximadamente para 2023.

Por su parte, los maestros de Quintana Roo también expusieron que la pandemia ha recrudecido todas las esferas de las sociedad, entre ellas, la económica. “Nuestros bolsillos se quedan vacíos y nos vemos en crisis para lograr sostener a nuestras familias”.

“Es momento de tomar cartas en el asunto y aplicar un castigo ejemplar contra eNómina, con todo el peso de la ley, ya que como el H. Presidente reitera, cuando los delincuentes de cuello blanco se lavan las manos, los más pobres siempre somos los que sufrimos”, finaliza la misiva, donde se llamó a hacer las respectivas indagaciones.

Tal como eNómina reportó, de enero a septiembre de 2020, en Quintana Roo diversos mecanismos de financiamiento incrementaron su demanda, debido a la contracción de la actividad económica que resultó de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Respecto al tema, el mismo Boletig alertó sobre que el 75% de los trabajadores mexicanos viven al día y bajo estrés constante por la posibilidad de no cubrir sus gastos, ya que tampoco cuentan con ahorros para hacerlo; en ese sentido, también precisó que hasta el 33% acude a préstamos en efectivo que no necesariamente les brindan las mejores condiciones.

Entre las autoridades a las que se pidió apoyo también se listó al titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios (Condusef), Óscar Rosado Jiménez; a la titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Surit Berenice Romero; y al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Te puede interesar: Adelantan vacunación de 30 a 39 años en QR y BCS