Consiente a papá con estos destinos

490
papá

  • La posibilidad de celebrar a papá -en cualquier momento del año y en el destino que él prefiera- sí que es una situación digna de brindar.
CLARISA SOTO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Quizá papá ha estado más tiempo en casa y, tras más de un año de laborar en home office, se encuentra cerca de regresar a la oficina. O tal vez haya pasado por un poco de estrés y necesite un tiempo fuera. ¿Por qué no pensar en planear una salida para apapacharlo?

Si desea hospedarse en un hotel de lujo, una opción será Montage Los Cabos. Durante su estancia, podrá jugar golf en el campo diseñado por Fred Couples, o participar en catas de tequila y comer delicias en el restaurante Mezcal.

Una de sus paradas favoritas en el resort probablemente será la barbería del Spa Montage. Este lugar ofrece desde el paquete Classic Shaving, que incluye una afeitada con toallas calientes y masaje facial, hasta el Gentlemen’s Grooming, experiencia de 190 minutos que añade atención en las orejas, nariz y un corte de pelo. La idea es que, al terminar el proceso (y tras probar de la rica oferta de botanas), él luzca y se sienta impecable.

Si lo suyo son las aventuras al aire libre, podrás llevarlo a Rancho Xolotar en San Miguel de Allende, Guanajuato. Con sombrero de vaquero puesto, allí podrá emprender una aventura de varias horas a bordo de un caballo e incluso acampar. Según la experiencia que elija, también probará un queso de rancho, aprenderá a ordeñar una vaca o cocinará unos chiles rellenos, enchiladas o pipián.

Fuera de México, el papá que ama las aventuras a pie seguramente hallará un paraíso en los 800 kilómetros de senderos que ofrece el Parque Nacional Shenandoah, en EU. Localizado a aproximadamente hora y media desde Washington D.C., en las montañas Blue Ridge, este sitio es particularmente deseado por los viajeros durante el otoño, cuando el follaje está en su máximo esplendor.

Además de cascadas, bosques de robles y casi 200 especies de aves, el parque también cuenta con Skyline Drive, una sinuosa ruta panorámica para autos que invita a tomarse las cosas con calma y detenerse en sus miradores para apreciar las formidables vistas del valle.

Y para el padre que quiere dejarse consentir con tratamientos de bienestar, hay atractivas opciones en uno de los destinos cerveceros por excelencia en el mundo: República Checa. En el Primer Balneario de Cerveza de Karlovy Vary, por ejemplo, podrá sumergirse en una tina de roble llena de esta bebida y, con tarro en mano, darse ese tan necesitado respiro.

Si prefiere algo un poco distinto, en Hustopeče se ofrecen masajes con aceite de vino y en el balneario de vino palaciego de Zábřeh, podrá mimarse con todo tipo de tratamientos también basados en este producto.

Resulta apropiado, porque la posibilidad de celebrar a papá -en cualquier momento del año y en el destino que él prefiera- sí que es una situación digna de brindar.

Más información

Te puede interesar: Es la nueva Danna Paola