Advierten opacidad en gasto de vacunas

439
Advierten opacidad en gasto de vacunas
  • Para Di Constanzo, quien en su momento fue Secretario de Hacienda del llamado gobierno legítimo de López Obrador, la compra de vacunas ha sido opaca.
NATALIA VITELA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que la información sobre el origen del presupuesto de las vacunas de Covid-19 debería ser pública, transparente y fácil de encontrar, resulta que no es así, reprochó el economista Mario Di Constanzo.

“No sabemos quién está pagando las vacunas. No sabemos si la compra se le está cargando al presupuesto de la Secretaría de Hacienda; de la Secretaría de Salud; del IMSS”, reprochó.

El viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que pese a la crisis económica por la pandemia, el gobierno federal no tiene deudas con las farmacéuticas por la compra de las dosis y detalló que su administración lleva ejercidos 25 mil millones de pesos en vacunas.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en total, los contratos que se tienen, y que garantizan la adquisición de 250 millones de dosis, costarían 38 mil millones de pesos.

Para Di Constanzo, quien en su momento fue Secretario de Hacienda del llamado gobierno legítimo de López Obrador, la compra de vacunas ha sido opaca.

“Desde que inició la compra le pedí a Hacienda (la información); hice la solicitud a través del INAI y hasta la fecha no responde. Ya presenté mi queja y simplemente no quieren contestar.

“Me parece importante porque debemos saber cuánto se ha pagado en vacunas; quién las ha pagado; de la bolsa de quién ha salido, porque al final se está pagando de un presupuesto que viene de los impuestos y aportaciones de muchos mexicanos”, señaló.

A fines de 2020, la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez Ceja, informó a legisladores que los recursos para el biológico no están etiquetados en el Proyecto del Presupuesto 2021, por lo que se tomarían del ahorro logrado con la desaparición de fideicomisos.

Entonces, la funcionaria aclaró que los recursos no saldrían de los 33 mil millones de pesos que se dispusieron del Fondo de Salud para el Bienestar.

Por otra parte, en marzo pasado, la Secretaría de Salud había clasificado todos los contratos para compra de vacunas como información reservada durante cinco años, pero el 13 de abril el INAI ordenó difundir versiones públicas.

Ante ello, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) cumplió en los casos de Pfizer-BioNtech, CanSino, Sinovac y AstraZeneca, así como del mecanismo Covax de Naciones Unidas.

En el caso de Sputnik-V se argumentó que no había autorización de la farmacéutica Human Veccine para difundir ni siquiera una versión pública, y que de hacerlo se pondría en riesgo el suministro de esta vacuna.

El caso regresó al INAI, que el pasado 19 de mayo ordenó difundir una versión del contrato de Sputnik-V de la que se pueden censurar múltiples datos, entre ellos precios, costos, detalles y calidad del producto, entregas, garantías, pedidos, facturación, pagos, consecuencias de incumplimiento, y secretos comerciales e industriales.

Te puede interesar: A la espera… de Bienestar