NIDO DE VÍBORAS

681
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

POR TERCER AÑO consecutivo los diputados del Congreso de Quintana Roo son calificados como los más improductivos y costosos para el erario público, pero eso a ellos no les interesa porque su principal preocupación ahora está en reelegirse hasta por tres periodos ininterrumpidos, de acuerdo con la propuesta de iniciativa apoyada por la mayoría de los 25 legisladores, misma que de aprobarse como pretenden les daría la oportunidad de permanecer en el cargo hasta por 12 años. 

EN SU MÁS RECIENTE diagnóstico, el Instituto Mexicano de la Competitividad A.C. calculó que en Quintana Roo hay un diputado por cada 67 mil 382 habitantes y el presupuesto promedio que cada uno de ellos percibe es de 19 millones 424 mil 917 pesos anuales —1 millón 618 mil 743 pesos mensuales—, el mayor en comparación con lo que reciben los legisladores de otras entidades del país a pesar de que cuentan con igual número de integrantes del Congreso.

LOS MALOS RESULTADOS del costo beneficio que arroja el desempeño de los legisladores quintanarroenses, también es compartido por el Observatorio Quintana Roo A.C. en otro estudio que analizó su trabajo durante el segundo periodo de sesiones que arrancó en febrero y concluyó en mayo pasado, cuando se desarrollaron 31 sesiones con “poco debate” y un “tratamiento superficial” sobre los temas de la agenda legislativa.

DURANTE EL PERIODO en estudio, el Observatorio contabilizó más de cien iniciativas de ley presentadas en lo individual o en grupo, pero el gran número nada tiene que ver con la calidad de los efectos que traerán para la sociedad, que es la que menos les preocupa a nuestros legisladores, ávidos de poder sólo para buscar satisfacer sus beneficios propios. 

ENTRE LOS LEGISLADORES más improductivos, medición que se realiza a partir del número de inasistencias a la sesión y la cantidad de iniciativas propuestas, el Observatorio señala a José Luis Toledo Medina, José De la Peña, Pedro E. Pérez Díaz, Erick Gustavo Miranda, así como la diputada Iris Mora Vallejo. 

LA LISTA DE INASISTENCIAS la encabeza el legislador de Movimiento Ciudadano, José Luis Toledo Medina, quien contabilizó diez faltas que representan el 33 por ciento de las sesiones realizadas, le siguen la diputada Erika Guadalupe Castillo Acosta con seis (20 por ciento), Ana E. Pamplona Ramírez, José de la Peña Ruiz de Chávez, Pedro E. Pérez Díaz, Tyara Scheleske de Ariño, Yamina Rosado tuvieron cinco cada uno (16 por ciento) y otros tres diputados con tres cada uno (10 por ciento).

PERO TODOS ESTOS números parecen no preocuparles a los integrantes de la XVI Legislatura, quienes por cierto son los que menos respaldo social (o legitimidad) tuvieron cuando fueron electos hace dos años, quizás por eso no les importan los ciudadanos y siguen legislando ocurrencias como el querer reelegirse hasta por tres periodos, esa sí que es la prioridad, de vida o muerte (política) porque en un año se les acabará el manto protector del cargo público y muchos de ellos tendrán que regresar a ser mortales para buscarse el pan de cada día como el resto de la población.

@Nido_DeViboras