Panamá, un destino que conecta

472
Panamá

  • La Ciudad de Panamá es una urbe en constante crecimiento y de numerosos rascacielos, pero que también alberga espacios históricos.
JUAN CARLOS MOLINA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Por su privilegiada ubicación entre el Océano Pacífico y el Atlántico, Panamá ha sido un punto clave para la comunicación entre los destinos de América, como lo demuestran su famoso Canal y su amplia conectividad aérea.

“Panamá emergió de los océanos hace 3 millones de años y cambió el mundo, porque cuando había sólo un océano creó dos. Cambió las corrientes, el clima, la biodiversidad y, a partir de ese momento, se convirtió en un hub en todo sentido de la palabra”, dice Iván Eskildsen, Ministro de Turismo del país.

Pero más allá de su posición como una especie de puente mundial que comunica a diferentes naciones, este país cuenta con brillo propio debido a su pasado cultural, su diversidad étnica y destinos que contrastan experiencias urbanas con actividades históricas y naturales.

Basta con mencionar la Ciudad de Panamá, una urbe en constante crecimiento y de numerosos rascacielos, pero que también alberga espacios históricos como Panamá la Vieja, donde estuvo el primer asentamiento europeo en la costa americana del Pacífico; y el Casco Antiguo, un colorido barrio que invita a pasear por sus plazas y saciar el apetito en algunos de los mejores restaurantes de la zona.

Por cierto, la UNESCO declaró en 2017 a la capital como una Ciudad Creativa Gastronómica.

Un factor clave para la designación fue su multiculturalidad, que ha contribuido a recoger sabores y recetas de distintos orígenes.

No hace falta alejarse demasiado de la urbe para hallar experiencias que envuelvan en la naturaleza a los turistas.
Una opción muy popular es Barro Colorado, isla con un bosque tropical que ha sido muy estudiado por expertos debido a su gran biodiversidad.

“Hay una experiencia curada por el instituto Smithsonian para meterse en la selva y recorrer un sendero donde puedes ver especies de monos y de aves de todo tipo”, explica Eskildsen.

También habrá varias oportunidades para explorar espacios tranquilos e inalterados a lo largo del país, como en Bocas del Toro, zona del noroeste que ofrece esnórquel, buceo, avistamiento de tortugas y más opciones.

Y en Chiriquí, del lado sur, la Isla Palenque tiene expediciones por la selva, así como un resort de lujo para dejarse consentir con numerosos tratamientos de bienestar.

Es tal la riqueza natural del país que aproximadamente el 30 por ciento del espacio terrestre panameño está protegido, al igual que el 30 por ciento de sus áreas marinas.

Así que, ahora que los planes de viaje están regresando lentamente, será buena idea ir marcando en un mapa todos estos tesoros que ofrece el país para explorar. Más tarde, convendrá planear un itinerario para conocerlo y dejarse cautivar por sus innumerables encantos.

Para explorarla

La Ciudad de Panamá se conecta con cuatro islas cercanas (Naos, Perico, Culebra y Flamenco) gracias a la Calzada de Amador, también conocida como Causeway. Fue realizada con material extraído de las excavaciones para construir el Canal de Panamá.

Hoy es sede de varios proyectos recientes, como el Biomuseo diseñado por Frank Gehry, el Centro de Convenciones que abrirá este año y un puerto de cruceros que estará listo a principios de 2022.

Toma en cuenta

Para viajar a Panamá se requiere presentar una prueba de Covid-19 con resultado negativo. Puedes consultar más información en la página web: www.visitpanama.com/ es/informacion/protocolosde- viaje

Te puede interesar: Alojamiento sostenible y con mucha clase