Acusan exmilitares elección amañada en Perú

426
Acusan exmilitares elección amañada en Perú
  • Centenares de militares retirados peruanos se manifestaron en una plaza de la capital de Perú para rechazar un supuesto fraude en la segunda vuelta presidencial.
STAFF / AGENCIA REFORMA

LIMA, PER.- Centenares de militares retirados peruanos, algunos con sables, se manifestaron en una plaza de la capital de Perú para rechazar un supuesto fraude en la segunda vuelta presidencial del 6 de junio, en sintonía con denuncias de la candidata derechista Keiko Fujimori.

Aunque el gobierno interino y los observadores internacionales aseguraron que las elecciones fueron limpias, Fujimori y sus partidarios insisten en que hubo irregularidades en favor del izquierdista Pedro Castillo, quien resultó primero en el escrutinio final, aunque falta que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) resuelva las impugnaciones antes de proclamar al vencedor.

“Nosotros queremos la verdad, queremos que se revisen todos los pedidos que se han hecho en las mesas de sufragio”, manifestó el general Fernando Ordóñez, retirado de la Fuerza Aérea, en el mitin efectuado en el Óvalo Quiñónez de Lima, en el que se veían muchas banderas peruanas y pancartas contra el comunismo.

Los militares en retiro manifestaron así su descontento ante el rechazo del presidente interino, Francisco Sagasti, a la carta que se hizo pública la semana pasada que alentaba a soldados activos a desconocer al izquierdista Pedro Castillo como ganador de los comicios. Perú

Muchos excombatientes vestían sus uniformes o casacas de pilotos, así como boinas y gorras de las instituciones en las que sirvieron, y otros incluso portaban espadas o sables.

“El comunismo no puede entrar a este país. Somos un país que tiene mucha riqueza, pero hay desigualdades, tenemos que trabajar en esto, pero no de esta forma”, subrayó el capitán de navío retirado Jorge del Águila.

La movilización estuvo liderada por el almirante en retiro Jorge Montoya, quien el próximo 28 de julio asumirá como el congresista electo más votado para los próximos cinco años y quien ya ha sugerido la posibilidad —no contemplada por la ley— de que el nuevo Congreso convoque a elecciones si en el momento que entre en funciones aún no hay un presidente electo proclamado oficialmente.

Según se prevé, el nuevo mandatario de Perú debe asumir el cargo también el 28 de julio entrante.

“No podemos permitir que nos coaccionen dar opiniones y menos hablar libremente. Se han hecho algunas cartas dando nuestra posición política de muchos de los que están acá, y al gobierno no le ha gustado, y no ha tenido mejor idea que mandarla a la Fiscalía. Eso se llama prepotencia, abuso y coacción”, enfatizó Montoya.

Te puede interesar: Envuelve desigualdad y bajo crecimiento a Latinoamérica: ONU