NIDO DE VÍBORAS

379
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKAN

VOLUNTAD POLÍTICA y recursos suficientes, son dos de los ingredientes que pueden ayudar a reducir sustancialmente la violencia en el país y los ejemplos están a la vista, ciudades como Mérida y Querétaro registran los más bajos números en asesinatos o ejecuciones precisamente por la especial atención que le dan sus gobernantes a esta problemática, pero sobre todo porque en estas urbes sí se invierte el 100 por ciento de los recursos que la federación destina a los municipios para la seguridad, provenientes del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México (Fortamun).

A ESTA CONCLUSIÓN llegaron los integrantes del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, que preside a nivel nacional Jaqueline García Vázquez, tras una larga búsqueda por todo el país de las más eficaces estrategias para lograr la paz; aunque está claro que en esta materia no hay recursos que alcancen, lo que sí han comprobado los consejeros ciudadanos es que les va mucho mejor a los municipios que no distraen para otros fines los recursos federales destinados a la seguridad.

ESTOS DATOS sirven de parámetro para que los ciudadanos quintanarroenses puedan explicarse por qué en municipios como Solidaridad, Tulum, Puerto Morelos y Benito Juárez los asesinatos no cesan y empiezan a poner en riesgo la economía turística, donde ya hay preocupación y hasta algunos países ya han emitido alertas a sus viajeros, todo porque nuestras autoridades no aplican adecuadamente los recursos establecidos ex profeso. 

SI BIEN ES UN ALICIENTE que en el caso de Benito Juárez se ha registrado un significativo descenso de la incidencia delictiva en general y que inclusive Cancún mejoró su posición dentro del ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo, al pasar del sitio 25 en que estaba en 2019 al 44 durante el primer cuatrimestre de este año, todavía no son números para echar las campanas al vuelo, sino para apretar el paso en la prevención de los delitos, más que en tratar de remediarlos cuando estos ya se consumaron como generalmente ocurre convirtiendo esta carrera sin fin, en un círculo vicioso.

***

SI NO FUERA porque ella misma anunció que se había ido a la Ciudad de México para denunciar un imaginario fraude electoral, nadie se habría dado cuenta de que la derrotada alcaldesa Laura Beristain Navarrete —quien buscaba su reelección— dejó en auténtico vacío de poder la silla del municipio de Solidaridad por espacio de dos semanas. La verdad es que muy pocos notaron su ausencia, porque ausente, lo que se llama ausente siempre ha estado desde que asumió el poder en 2018.

Y NO ES QUE su presencia hiciera falta para que este municipio continuara con su ritmo y su vida normal, aunque ella así lo interprete, lo cierto es que si su cabildo y el empresariado local la estaban buscando y hasta le insistieron públicamente regresar —como lo hizo el fin de semana— no era porque la aclamaran sino porque los solidarenses siguen esperando que regrese… pero lo que se robó con sus hermanos el regidor Juan Carlos y la satélite Luz María, a quienes los ciudadanos quieren ver tras las rejas.

  @Nido_DeViboras