Convierten en realidad diversificación económica

579
Convierten en realidad diversificación económica
  • Tras cinco años de gestiones y trámites engorrosos, la diversificación de la economía estatal ha dejado de ser un sueño para convertirse en una realidad, aseguró la titular de la Sede.
FELIPE VILLA

CANCÚN, Q. ROO.- Tras cinco años de gestiones y trámites engorrosos, la diversificación de la economía estatal ha dejado de ser un sueño para convertirse en una realidad, aseguró Rosa Elena Lozano Vázquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico en Quintana Roo (Sede).

Al anunciar que se ha concluido la primera etapa para arrancar con la operación del Recinto Fiscalizador dentro del proyecto del Parque Industrial de Chetumal, la funcionaria aseguró que los industriales y comerciantes interesados en importar y exportar productos ya cuentan con la seguridad jurídica para hacerlo.

“Este arroz ya se coció. No fue fácil, pero gracias al liderazgo y visión del gobernador Carlos Joaquín hoy contamos ya con todos los permisos y autorizaciones tanto de medio ambiente, de uso de suelo, así como una serie de incentivos fiscales a nivel federal, estatal y municipal para los interesados en comprar y vender mercancías de todo el mundo sin restricciones arancelarias”, celebró. 

“Pareciera fácil, pero hubo que tocar puertas, elaborar gran número de documentos y convencer a mucha gente sobre los beneficios fiscales de este proyecto para que pudiéramos obtener todos los permisos, después de que en varias ocasiones nos enfrentamos a un ‘No’ de parte de las autoridades federales, pero finalmente lo logramos y hoy es un proyecto con llave en mano”, enfatizó. 

Ahora estamos en la segunda etapa que será la del convencimiento de los empresarios para que vengan a invertir con la certeza de que está garantizada la seguridad jurídica sus recursos y blindada con los incentivos fiscales por estar dentro de una zona especial donde los impuestos al IVA e ISR son menores con el resto del país”.

En su opinión ya se cerró el círculo de la primera etapa, al complementar las ventajas competitivas con que cuenta el Recinto Fiscalizador y sólo resta proyectarlo a los inversionistas que los hay de dos tipos: el inversionista desarrollador y el inversionista operador aquél que va a rentar una nave industrial para almacenar, custodiar, manejar, reparar o manufacturar.

Lozano Vázquez recordó que cuando entró a la Secretaría de Desarrollo Económico no había nada ni siquiera una base de datos, “todo lo fuimos construyendo” sobre la marcha. 

El proyecto de Parque Industrial con Recinto Fiscalizador, explicó, nació del compromiso del gobernador de diversificar la economía estatal para beneficiar a los municipios del sur del estado que han estado abandonados por décadas.

“Esa fue nuestra motivación, se hizo un análisis y un diagnóstico del estado, nos dimos cuenta de la privilegiada ubicación geográfica que tenemos y obviamente el sur que está tan abandonado y rezagado merecía tener una proyección que diversifique la economía pero que también que empatemos esa economía, es decir que combatamos la desigualdad que existe”. 

Ahora ya se cuenta con una infraestructura a la que se han invertido aproximadamente 100 millones de pesos y se creó el Parque Industrial con una proyección de 300 hectáreas.

El proyecto consta de cuatro etapas, la primera es la construcción y operación del Recinto Fiscalizado de 40 hectáreas, también ya fueron construidas cuatro naves modelo, y tienen un edificio para el cual ya fue tramitado ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) la viabilidad para establecer ahí una sección aduanera. 

“¿De qué se trata esto? De abrir las oportunidades para todas aquellas pequeñas y medianas industrias que quieren incursionar en la exportación y la importación de sus productos”, enfatizó.  

La titular de la Sede consideró que en el mediano plazo el Parque Industrial con Recinto Fiscalizador será de beneficio no sólo para el estado sino para la Península de Yucatán y Centroamérica, que son parte de un mercado cautivo al cual actualmente nadie toma en cuenta. Diversificación

“Es un esquema totalmente innovador porque tiene ahorro por los incentivos fiscales que así como los tenemos nosotros se asemejan a una zona económica especial. Para los empresarios todo esto representa una oportunidad de negocios porque ahorran dinero y tienen muy cerca un mercado donde pueden dispersar sus productos”, dijo.

Otro de los atractivos principales para los inversionistas es que el estado de Quintana Roo tiene una demanda anual de proveeduría por 13 mil millones de dólares de mercancías que se traen de otros lados para surtir a las empresas de la industria turística.

Te puede interesar: Carlos Joaquín, sexto lugar nacional en manejo de crisis