¡Las villanas siempre visten mejor!

319
villanas

Una de las grandes villanas de las películas de moda es Meryl Streep, quien encarnó a la gran editora de una revista, Miranda Priestley.

STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Todo mundo habla de la nueva villana redimida de Disney, Cruella de Vil, esa que adoraba hacerse abrigos con dálmatas, pero que, según la nueva cinta, tiene motivos para convertirse en un ser perverso.

Porque las enemigas de las protagonistas, hasta en las telenovelas mexicanas o turcas, o series de los 80 como Dinastía o Dallas, generalmente aparecen más arregladas, con diseños más modernos y fashion, y con mayor fuerza que sus tranquilas rivales.

“Considero que la razón es que son más egoístas y vanidosas que las chicas buenas de las series o de las películas, por eso invierten mucho más en su arreglo y su vestuario. aunque también todo esto tiene que ver con el poder que quiere ejercer, y por ello tienen que lucir como mujeres muy fuertes”, afirma Lucy Lara, experta en moda.

También este hecho corresponde, según algunos expertos, a la necesidad de que los personajes malos, malísimos, necesitan lucir bien para que resulten atractivos ante los ojos de los espectadores. Por eso, hasta las brujas, las cuales en la Edad Media eran mostradas como indigentes y desagradables, hoy se convierten en mujeres muy glamorosas y a la moda.

A continuación, una lista de algunas de estas damas que, a pesar de sus maldades, justificadas o no, han dejado memoria en el colectivo fashion.

Cruella de Vil

Emma Stone recrea este extravagante personaje en su nueva versión recientemente estrenada, vestida por la famosa Jenny Beavan, creadora del vestuario de cintas como Mad Max, con piezas que mezclan lo mejor de la moda de los años 70 y con toques punk en homenaje a la famosa Vivienne Westwood y Alexander McQueen.

Hay que destacar también a Glenn Close, quien también lució espectacular en las dos cintas anteriores sobre el mismo tema.

También sobresale aquí el personaje de la Baronesa Von Hellman, interpretada por Emma Thompson, quien es la encarga de lucir piezas llamativas y creativas basadas en la obra de Elsa Schiaparelli.

La Madrasta de Blanca Nieves

La espectacular Charlize Theron llegó a opacar a Kristen Stewart en la película Blanca Nieves y el Cazador, al lucir mucho más bella que su hijastra en su papel de Ravenna, presa de la envidia y obsesionada con la juventud. Vestidos barrocos y recargados, llenos de detalles, así como coronas cuajadas de piedras preciosas, realmente empoderaron a la actriz sudafricana gracias a la magia de la vestuarista Coleen Atwood.

No hay que olvidar tampoco la versión que realizó Julia Roberts del mismo personaje en la cinta Espejito, Espejito, en la cual aparece con grandes vestidos de raso con cuellos de plumas y corsets ajustados. Una imagen también muy fashion y poderosa.

La Madrasta de la Cenicienta

Cate Blanchett es madrasta de este clásico en la versión del 2015 en donde luce siempre ataviada de una forma majestuosa y opulenta. Vestida por la famosa Sandy Powell, ganadora tres veces del Óscar, quien recreó un vestuario de época llena de sedas, cristales austriacos y glamor.

Mucha importancia a los sombreros, guantes y joyas que hicieron que Cate literalmente borrará a la protagonista Lily James.

Maléfica

Imposible olvidar el impacto del maquillaje, con prótesis de grandes cuernos y prominentes pómulos, de Angelina Jolie en este papel que tuvo mucho éxito hace algunos años en dos películas, las cuales también tratan de explicar el origen de su maldad.

Vestida por la también conocida famosa diseñadora de vestuario Ellen Mirojnick, Angelina lucía espectacular con sus trajes góticos en negro, ayudada por una gran capa con cuello alto que la hacía aún más imponente.

Además, lucía collares de serpientes y anillos con formas retorcidas, que después de volvieron gran tendencia.

Miranda Priestly o el ‘Diablo fashion’

Una de las grandes villanas de las películas de moda es Meryl Streep, quien encarnó a la gran editora de una revista, Miranda Priestley, personaje basado en Anna Wintour en la cinta El Diablo Viste a la Moda, de 2006.

En esta cinta se lució el genio de la vestuarista Patricia Field, quien también fue la encargada de los estilismos de otra serie icónica, Sex and the City.

Todos los trajes de grandes firmas costaron un millón de dólares y catapultaron a este personaje en un clásico de las villanas que siempre derrochan estilo, aún, cuando les hizo la vida imposible a sus asistentes.

Mirada explosiva

Con el uso del cubrebocas en esta época, es primordial resaltar el color que utilizamos en nuestros ojos para llenar el verano de alegría, intensidad y, sobretodo, larga duración, NYX Cosmetics lanzó su nueva paleta de sombras Ultimate Shadow Palette Festival, una propuesta que incluye 16 tonos vibrantes para combinar entre sí y crear looks muy seductores.

Sus matices metálicos, neón y neutro pondrán a volar tu imaginación y a experimentar con maquillajes que van desde lo sutil, con pequeños toques de color, hasta los de fiesta con muchos brillos y detalles extravagantes.

Te puede interesar: Lizbeth Rodríguez se burla de youtubers encarcelados