Calla Cárdenas Palomino en audiencia ante juez

303
Calla Cárdenas Palomino en audiencia ante juez
  • Cárdenas Palomino también solicitó duplicar de 72 a 144 horas el plazo legal para que le definan su situación jurídica.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis Cárdenas Palomino se reservó ayer ante un juez federal su derecho a declarar en el caso de la presunta tortura a cuatro sujetos acusados de secuestro, entre ellos familiares de Israel Vallarta Cisneros, expareja sentimental de la francesa Florence Cassez.

El exjefe de Seguridad Regional de la Policía Federal también solicitó duplicar de 72 a 144 horas el plazo legal para que le definan su situación jurídica, por lo que será a más tardar el próximo lunes cuando se determine si le dictan o no la formal prisión por el delito de tortura.

En una videoconferencia que inició al mediodía y concluyó a las 14:50 horas, el exfuncionario compareció desde una sala de audiencias del penal del Altiplano ante Jesús Chávez Hernández, Juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales en el Reclusorio Oriente.

Según informes judiciales, Cárdenas pidió ampliar el término legal con el propósito de ofrecer pruebas en su descargo, y entre ellas requirió ampliar las declaraciones de los cuatro presuntos secuestradores que lo denunciaron por torturas y malos tratos.

Es decir, buscará que antes del próximo lunes sean interrogados ante el juez Mario Vallarta Cisneros, Sergio Cortes Vallarta y Eduardo y Ricardo Estrada Granados, detenidos el 27 de abril de 2012 por la Policía Federal en la Colonia Carlos Hank González, en Iztapalapa, y señalados como presuntos miembros del grupo delictivo “Los Zodiaco”.

Los dos primeros son hermano y primo, respectivamente, de Vallarta Cisneros. Al inicio de la diligencia de declaración preparatoria, se presentó un abogado de oficio como representante del exmando policiaco; sin embargo, poco después el acusado nombró como defensor particular a Juan Antonio Orozco.

Durante la diligencia se le dieron a conocer los detalles de la acusación a Cárdenas Palomino y se le señaló que, como superior jerárquico del grupo de policías que detuvieron a los presuntos plagiarios, “les autorizó para que les infligieran sufrimientos graves físicos y psíquicos, con el fin de obtener de la tortura una confesión”.

Los supuestos secuestradores, quienes hoy continúan presos, denunciaron que los agentes aprehensores les propinaron golpes y maltrato psicológico para que confesaran su participación en un plagio.

Te puede interesar: Comparece Cárdenas Palomino ante juez