Empeora Pemex; contamina más

142
Pemex
  • Pemex presenta un rezago ambiental muy importante desde hace muchas décadas, estado que se agudizó ante un plan ambiental no ejecutado.
DIANA GANTE / AGENCIA REFORMA


CIUDAD DE MÉXICO.- En algún momento, Pemex tuvo intenciones de operar bajo mejores estándares medioambientales, pero en el camino olvidó su Plan de Acción Climática.

Ahora no sólo contamina más, sino que tiene altos riesgos en su operación, aseguró en entrevista Ana Lilia Moreno, investigadora de México Evalúa.

El plan climático fue publicado en 2013, previo a la aprobación de la reforma energética, y en él se establecía la ruta de acción que la empresa estatal debía desarrollar para reducir su huella de carbono.

A decir de Moreno, Pemex presenta un rezago ambiental muy importante desde hace muchas décadas, estado que se agudizó ante un plan ambiental no ejecutado y una política actual que solo se preocupa por elevar la producción petrolera.

“Es un hecho que en Pemex, en cuanto a remediación de daños ambientales y la valoración en la instalación de nuevas plantas, faltó una mayor responsabilidad y coordinación con los tres órdenes de gobierno desde la reforma energética y que es doblemente reforzada por la actual política energética de la Administración.

“En 2013, Pemex, con motivo de la reforma energética y su nuevo régimen, adoptó la tarea de generar un plan de acción climática; un documento bien planteado donde se reconoce la situación y se generan estrategias e indicadores para hacer remediaciones y llegar a una operación más limpia, sin embargo faltó decisión para implementarlo”, apuntó la investigadora.

Pemex

El Plan de Pemex se basaba en tres ejes rectores: mitigación, adaptación y temas transversales.

Éstos se soportan de diversas líneas de acción encaminadas a reducir la huella de carbono y los efectos generados por el cambio climático.

“(El documento) Es el instrumento de estrategia interna que permitirá definir el rumbo de Pemex con el objetivo de reducir la huella de carbono de la oferta energética y minimizar la vulnerabilidad de las operaciones frente a los efectos del cambio climático”, establecía el plan que nunca se ejecutó.

El deterioro ambiental se refleja en su filial Pemex Tri, que de acuerdo con los reportes de sustentabilidad, tuvo un aumento significativo en emisiones de entre 2018 y 2019, de 32 por ciento en dióxido de carbono y 69 por ciento en óxidos de azufre.

Además omite detalle sobre la calidad y uso del agua utilizada.

En 2018 la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió una alerta de riesgo sanitario para municipios aledaños a Tula, Hidalgo, al encontrarse que el agua para consumo humano tiene altos niveles de arsénico, mercurio, plomo y manganeso.

Te puede interesar: Cae 9.6% inversión en obra pública