Apuran obra de carretera alterna Cancún-Playa del Carmen

1306
Playa
  • La nueva vialidad tendrá seis circuitos que se interconectarán desde Puerto Morelos; pasará por la servidumbre de las líneas de alta tensión de la CFE.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO.- Con el objetivo de resolver provisionalmente el problema vial que existe en la carretera federal 307, de Cancún a Playa del Carmen, debido al socavón que no se ha podido reparar, Fonatur acelera la construcción de la vialidad alterna.

El encargado de despacho del Centro Integralmente Planeado (CIP) Cancún, Raúl Bermúdez Arreola, realizó un recorrido en la zona donde se construye la nueva vialidad que pasará por la servidumbre de las líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad.

El representante del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) explicó que esa obra de desvío abarcará un total de 23 kilómetros de forma paralela a la carretera federal; tendrá seis circuitos que se interconectarán en ambas vialidades empezando desde Puerto Morelos, a la altura del entronque de la Ruta de los Cenotes, hasta llegar a la entrada de Playa del Carmen por el banco de la constructora ABC.

“Tenemos el compromiso de terminar la primera etapa de la obra en unos 45 días más, con lo cual los automovilistas tendrán la opción de tomar esta vía para agilizar el tránsito en la Riviera Maya.

“La gente del norte de Quintana Roo está muy preocupada por las acciones que se están tomando para resolver el problema en las fallas que se han presentado en la carretera federal y por eso queremos enseñarles lo que estamos haciendo para solucionarlo”, señaló Bermúdez Arreola.

Inicialmente se pondrá en operación el Circuito 3 que será de cuatro carriles e iniciará por el Hotel Vidanta en Puerto Morelos hasta librar la zona del socavón de la carretera que se ubica a la altura del kilómetro 307+650.

“Lo que permitirá aliviar el tráfico en la zona para que los turistas no pierdan su vuelo y los trabajadores de la zona puedan llegar con bien a su destino”, añadió.

Sobre el socavón, o fracturamiento como lo denomina Fonatur, se llevan a cabo estudios y trabajos técnicos de ingeniería para dar solución a la falla, indicó Mario Rebolledo, enlace Geofísico del Tramo 5 del Tren Maya.

Afirmó que la situación actual de la vialidad es resultado de un sistema complejo de fracturas, el cual ocasionó el colapso que sufrió la carretera en el 2015, ya que el agua subterránea fluye hacia los lados erosionando las rocas, por lo que la carpeta asfáltica se fracturó de nuevo en febrero pasado.

“Con base en estudios geológicos, perforaciones y de acuerdo con el diagnóstico realizado, actualmente trabajamos con técnicas de ingeniería para que se puedan estabilizar las rocas y evitar que se sigan deslizando, a fin de dar solución al problema”, apuntó Rebolledo.

Te puede interesar: Darán 205 mdp al Estadio de beisbol Beto Ávila para mejoras