Hay un estadounidense entre asesinos de presidente haitiano

541
Hay un estadounidense entre asesinos de presidente haitiano
  • Mathias Pierre, ministro de elecciones de Haití, dijo que uno de los sospechosos bajo custodia era James Solages, un haitiano-estadounidense.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

PUERTO PRÍNCIPE, HAI.- Un Haití que ya estaba en apuros y caótico tropezó con un futuro incierto un día después del asesinato del presidente Jovenel Moïse, seguido de un tiroteo en el que la Policía mató a siete sospechosos y detuvo a otros seis, incluido un ciudadano estadounidense, y liberó a tres oficiales retenidos como rehenes.

Y mantiene una búsqueda de otros hombres armados responsables de la redada antes del amanecer en la casa de Moïse la madrugada del miércoles en la que el presidente fue asesinado a tiros, y su esposa Martine herida de gravedad. Ella fue trasladada en avión a Miami para recibir tratamiento.

Mathias Pierre, ministro de elecciones de Haití, dijo a la agencia AP que uno de los sospechosos bajo custodia era James Solages, un haitiano-estadounidense.

“La persecución de los asesinos continúa”, dijo Léon Charles, director de la Policía Nacional de Haití, al anunciar el arresto de los sospechosos. “Su destino está claro: caerán en los combates o serán arrestados”.

El jueves, Charles dijo a los periodistas que seis sospechosos habían sido arrestados y siete asesinados, y que la Policía todavía estaba buscando más gente implicada.

Los testigos dijeron que dos de los sospechosos fueron descubiertos el jueves por una multitud cuando estaban escondidos en unos matorrales en Puerto Príncipe. La turba jaloneó a los hombres, los empujó y ocasionalmente los golpeó.

La Policía llegó poco después para arrestar a los implicados en el asesinato del presidente, que sudaban mucho y vestían ropas que parecían estar manchadas de barro, indicó la AP.

Los oficiales los colocaron en la parte trasera de una camioneta y se alejaron mientras la multitud corría tras ellos hacia la estación de Policía cercana.

Una vez ahí, algunos en la multitud corearon: “¡Mataron al presidente! Que nos los entreguen. ¡Los vamos a quemar!”.

Se escuchó a un hombre decir que era inaceptable que los extranjeros vinieran a Haití para matar al líder del país, refiriéndose a los informes de los funcionarios de que los asesinos hablaban español e inglés.

Posteriormente, la multitud prendió fuego a varios autos abandonados, con agujeros de bala que creían pertenecían a los sospechosos. Los autos no tenían matrícula y dentro de uno de ellos había una caja vacía de balas y un poco de agua.

En una conferencia de prensa el jueves, Charles, el jefe de Policía, pidió a la gente que mantuviera la calma, se fuera a casa y dejara que la Policía hiciera su trabajo, mientras advertía que las autoridades necesitaban pruebas que estaban destruyendo, incluidos los autos quemados.

Te puede interesar: