Albergará zona maya al nuevo aeropuerto

4519
nuevo aeropuerto
  • El nuevo aeropuerto internacional de la Riviera Maya se edificará en la zona rural de José María Pino Suárez perteneciente al ejido de Muyil.
MARCO ANTONIO BARRERA

F. CARRILLO PUERTO, Q. ROO.- Con un polígono autorizado de 2 mil 400 hectáreas incluidas ya en el proyecto del Programa Municipal de Ordenamiento Territorial, Ecológico y Desarrollo Urbano (PMOTEDU) 2021 —que deberá ser aprobado en las próximas semanas—, el municipio de Felipe Carrillo Puerto albergará al nuevo aeropuerto internacional de la Riviera Maya.

El director municipal de Desarrollo Urbano y Ecología, Joel Enrique Ciau Calderón, confirmó que hace algunas semanas participó en reuniones con autoridades del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) para incluir la zonificación del proyecto aeroportuario como criterio principal del plan territorial. “Y así lo hicimos”, dijo.  

La terminal portuaria se edificará en la zona rural de José María Pino Suárez perteneciente al ejido de Muyil, al noreste de la cabecera municipal, que está colindante con la carretera federal 307 Chetumal-Cancún.

El terreno que fue dispuesto colinda también con el municipio de Tulum, donde originalmente se había proyectado desarrollar la obra desde la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa, pero por aquellas fechas despertó la ambición de especuladores de la tierra por parte afines al entonces gobernador Félix González Canto.

Al mega predio le fue asignada una categoría de zonificación condicionada que le autoriza albergar la construcción de las instalaciones portuarias y su edificio terminal, pero con diversas restricciones por cumplir. Es el mismo esquema contemplado en el ordenamiento para la construcción de una estación del Tren Maya en la cabecera municipal.

De acuerdo con el ordenamiento avalado por la dirección municipal de Desarrollo Urbano y Ecología en abril pasado, la zonificación impuso respetar una lista de aprovechamientos del terreno, como un alineamiento de construcción que impone cobertura forestal de ciertos porcentajes al frente, a casi la mitad y al fondo en colindancia con otros predios.

La regulación establece que el proyecto deberá crear obligatoriamente infraestructura verde, como jardinería y forestación con especies que no deterioren el ecosistema y preserven la vegetación nativa.

Además, construir bardas con drenajes y pasos inferiores para animales pequeños, sistemas de captación y reusar el agua pluvial, instalar sistemas ahorradores de energía y eliminar la contaminación por sonido ante la densificación de árboles.

Pero también se deberán utilizar materiales de construcción de origen local, aportar 15 por ciento de la extensión total del predio (360 hectáreas aproximadamente) para construir infraestructura urbana o regional, crear empleos permanentes y entregar una aportación económica (equivalente al 15 por ciento del valor del terreno) que se aplicará en proyectos de investigación, monitoreo o conservación ambiental.

Albergará zona maya al nuevo aeropuerto

Una de las medidas selectivas establece desarrollar al menos una infraestructura verde, entre un catálogo de jardines de lluvia, pozos de infiltración pluvial, huerto urbano o azoteas verdes, andadores o estacionamientos exteriores con pavimento permeable o la generación o uso de energía alternativa a los combustibles fósiles.

El PMOTEDU pretende impulsar el desarrollo económico a través de la actividad turística (ecológica, cultural y astronómica) para derramar riqueza al municipio, pues en esta demarcación siete de cada 10 habitantes se mantienen en la pobreza, y uno de cada cuatro en la pobreza extrema. 

“Lo que confirma la falta de oportunidades laborales acordes a la expectativa de la población”, reconoce un diagnóstico municipal.

El municipio de Felipe Carrillo Puerto tiene una de las densidades más bajas de Quintana Roo, equivalente a un habitante por cada siete kilómetros cuadrados, a pesar de que la cantidad de población se ha duplicado en los últimos 30 años, al pasar de 47 mil 234 en 1990 a 83 mil 900 en 2020.

El rezago de oportunidades se manifiesta en que la población desocupada (28,277) es mayor a la económicamente activa (24,832), a pesar de que la edad preponderante va de los 25 a los 49 años.

La mayor parte de la población se concentra en la cabecera Felipe Carrillo Puerto (34.1 por ciento), Tihosuco (6.66 por ciento), Chunhuhub (6.19 por ciento) y Señor (4.13 por ciento), mientras que la restante está dispersa en otras poblaciones (48.72 por ciento).  

La comunidad rural de José María Pino Suárez representa 0.06 por ciento del total de población del municipio, de acuerdo con el Censo 2010 y con base en el análisis de migración y origen demográfico, los habitantes de Felipe Carrillo Puerto nacieron en la entidad, en una proporción de dos mujeres por cada varón.

Te puede interesar: Da juez estocada al ‘Grand Island’