Deja a un lado a Denver para madurar en ‘El Cid’

441
Cid
  • El personaje de Jaime Lorente en ‘El Cid’ se despide de la ingenuidad y abraza su madurez en su segunda temporada, que llega a Amazon Prime.
JUAN CARLOS GARCÍA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El poder se conquista y se domina, si no, embriaga, doblega y debilita, tal como sucede en la segunda entrega de El Cid, disponible hoy en Amazon Prime Video.

Jaime Lorente, el español que cautivó con su interpretación de Rodrigo “Ruy” Díaz de Vivar en la primera temporada de la serie, retorna con un papel más adusto, contradictorio y avasallador.

“(La evolución de mi personaje) se nota en la madurez. Hemos dejado atrás el mundo adolescente más ingenuo de El Cid que vimos en la primera temporada, de un joven que llega a la corte nueva.

“De repente ya empezamos a ver cómo se transforma en la figura que todos conocemos. De cómo es un hombre que tiene que tomar decisiones, que sufre y se plantea una vida y cómo empieza a construir su propio destino”, relató Lorente en entrevista remota desde Madrid.

La segunda entrega arranca tras la muerte del Rey Fernando y el designio de sus hijos Sancho, Alonso y García como reyes de Castilla, León y Galicia, respectivamente, a la par del nombramiento de “Ruy” como caballero.

Luego del deceso del monarca y el ascenso de sus herederos, brota un río de envidias, traiciones, alianzas y batallas que deberán sortear para salir avante.

El murciano de 29 años, conocido por dar vida a Denver en La Casa de Papel y Nano en Élite, reflexionó sobre la condición de valor cívico y social que enfrentó su personaje en la historia y cómo dentro de la sociedad en la que está inscrito, y la actual, aprecia cambios y situaciones similares.

“Durante semanas no tuve ningún percance, y llegamos al último día de grabación y justo tenía una escena de acción bastante complicada y me hice un esguince tremendo, pero fue el último y lo rescatamos muy bien”.

Jaime Lorente, actor.

“No sé si hemos tenido mucha evolución física, pero internamente tenemos una esencia de esos tiempos. Internamente somos lo que somos, esta condición del ser humano que nos caracteriza, y los motores siguen siendo muy parecidos.

“Cambia el contexto. Cambia la situación. Como seres políticos que somos sí vemos una realidad política diferente, pero compartimos condición”, manifestó el histrión y también modelo.

El autor de libros de poesía y protagonista de montajes de teatro independientes se preció de haber concluido con éxito la segunda temporada de El Cid, en la que también actúan Elia Galera (Sancha), Lucía Guerrero (Jimena), Francisco Ortiz (Sancho) y Jaime Olías (Alfonso).

“El rodaje originalmente concluiría en marzo del 2020 y fue justo cuando se declaró el encierro por la pandemia. España entró en cuarentena obligatoria. Vivimos meses muy complejos, y finalmente pudimos concluirla.

“Puede pasar que entras a un rodaje y hay lucha de egos, que haya ánimos de no tolerancia por algo, y en El Cid hemos sido una familia, nos hemos ayudado, hemos trabajado uno para el otro. Crecimos, hicimos un campamento con mejores amigos y el resultado fue fenomenal”, puntualizó.

En esta nueva entrega, el protagonista va en pos de reafirmarse como el líder natural que es, pero no será gratuito, ya que, acorde a sus decisiones y estrategias, labrará su destino y hará añicos el de otros.

Te puede interesar: Modelos le sacan jugo a Cannes