Adiós, Tokio; hola, Hollywood

558
Tokio

  • Para Corberó, el 2020 no puede ser más significativo: decirle adiós a Tokio y hola a una carrera en Hollywood, la llamada Meca del Cine.
MARIO ABNER / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Y Tokio conoció por fin Japón.

Úrsula Corberó, quien interpreta a la bella atracadora con el nombre clave de la capital nipona en el superéxito La Casa de Papel, está a días de lanzar su primera película hollywoodense.

G.I. Joe: Snake Eyes, un reboot fílmico de la franquicia de juguetes, cómics, series y películas, llevó a la sensación española a rodar, precisamente, en castillos y calles de Tokio.

“Todo ha sido muy diferente, todo ha sido una locura. Empecé a rodar en Vancouver, donde jamás había estado, y después fui a Japón, donde tenía muchas ganas de ir, compartiendo con gente de todo el mundo, interpretando en inglés”, enumera en entrevista la catalana.

“Fue todo muy retador, muy nuevo, pero he intentado disfrutarlo lo más posible, porque se me estaba brindando la posibilidad de hacer un personaje con el que se pude disfrutar mucho”, agrega.

En el largometraje, que narra el origen del silencioso guerrero ninja Snake Eyes (Henry Golding), ella encarna a La Baronesa, una agente de élite de Cobra, organización terrorista, gran villana de la saga.

Por supuesto, la mano derecha del temible Comandante Cobra, es diestra en combate, experta en armas… y tiene una figura de acción coleccionable, basada en la versión de Corberó.

“¿La has visto? ¡Es genial es igual que yo! Me sorprendió cuando me dijeron que la iban a hacer. ‘Bueno, será parecida’, dije. ¡No, es idéntica! Misma cara, mismas facciones, nariz, pómulo… Me parece muy cute. Espero que me la manden”, dice, risueña.

La chica de 31 años, quien saltó a la fama en su país como estrella juvenil con la serie Física o Química (2008-2013), se convirtió en un rostro global (tiene 21 millones de seguidores en Instagram) gracias a La Casa de Papel.

En unos meses se estrenará la quinta y última temporada de la producción sobre esos ladrones que, enfundados en trajes rojos y máscaras de Salvador Dalí, empezaron asaltando la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Un gran año

Para Corberó, el 2020 no puede ser más significativo: decirle adiós a Tokio y hola a una carrera en Hollywood, la llamada Meca del Cine.

“La verdad es que sí es emocional. Yo creo que el tema de terminar La Casa de Papel sí que lo siento como que empieza una nueva etapa en mi vida, porque ha sido mucho tiempo.

“He interpretado a Tokio los últimos cuatro años. Ha sido muy intenso, muy fuerte, no sólo con todo lo que ha pasado con la serie a nivel público, sino también esa cosa de hermandad que hay en el rodaje. A los actores los quiero mucho. Ha sido un poco triste, la verdad decir adiós a esta etapa”.

A nivel histriónico, pasar de Tokio a La Baronesa le parece interesante y emocionante, porque hay más divergencias que convergencias entre ellas.

“Es verdad que Tokio es más sufrida, está con su mundo interior siempre muy atormentada por todo lo que sucede, y el personaje de La Baronesa es todo lo contrario. A nivel energético, tenía muchas ganas de experimentar ese subidón, esa adrenalina de La Baronesa”.

Saltar a Hollywood, para Corberó, no supone cerrar la mirada a EU: ella asegura que ambiciona continuar su ascendente trayectoria en cualquier latitud.

“No sólo en Hollywood, me encanta el cine asiático, me gusta el cine francés… Me gustaría estar abierta a cualquier cosa que pueda llegar, mientras tenga que ver con hacer un nuevo personaje y experimentar cosas, emociones nuevas.

“Hay algunas cosas (próximos proyectos) de las que todavía no puedo contar. No están cerradas y no vaya a ser que se disperse la energía”.

ASÍ LO DIJO

“Me gustaría seguir aprendiendo. Para mí, eso es lo más importante, aprender de gente a la que admiro”. Úrsula Corberó, actriz.

Te puede interesar: Deja a un lado a Denver para madurar en ‘El Cid’