NIDO DE VÍBORAS

433
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

CON UN DISCURSO CHOVINISTA, el senador morenista José Luis Pech Várguez lanzó ayer en sus redes sociales un videomensaje exhortando a la unión de los herederos de aquellos hombres y mujeres que lucharon ferozmente, primero por la fundación del territorio y posteriormente del estado libre y soberano de Quintana Roo, para impedir que personajes “extraños” (¿fuereños?) sigan enriqueciéndose con las oportunidades que todavía hoy brinda esta bella entidad, pero su noble discurso está cargado de medias verdades y grandes mentiras.

LEAMOS LO QUE TEXTUALMENTE DIJO: Paisanas y paisanos, ayer nuestros padres y abuelos dieron grandes luchas para crear el territorio de Quintana Roo y luego nuestro estado. Lo hicieron porque querían un gobierno propio. Un gobierno que atendiera sus necesidades y no sirviera para enriquecer a extraños. Estos son tiempos cruciales en los que todos debemos dar la cara. Debemos unirnos y organizarnos para tener un buen gobierno, un gobierno para nosotros. Por eso los invito a unirnos en la acción, en el trabajo y en la esperanza. Quintana Roo no debe ser botín de extraños y debemos defenderlo. Unidos y organizados vamos a ganarles, porque hoy como ayer, y como repite ya saben quien: no se puede derrotar a los que no se rinden.

CON UN MENSAJE SACADO ASÍ DE CONTEXTO, el senador nacido en Mérida no sólo distorsiona la historia local, sino que traiciona su memoria. Habría que recordarle que si alguien saqueó y se enriqueció a manos llenas desde el poder fueron sus propios paisanos quintanarroenses a los que en su mensaje no alude por sus nombres ni apellidos, pero aquí se los refrescamos: Joaquín Hendricks Díaz, Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, para algunos de los cuales por cierto trabajó en sus respectivos gobiernos, aunque hoy le parezcan “extraños”.  

FUE A PARTIR DE LAS ADMINISTRACIONES de estos tres gobernadores quintanarroenses cuando precisamente las finanzas públicas se enfilaron en un tobogán especulativo de intereses de grupos políticos y empresariales —eso sí incluidos algunos fuereños (pero no extraños) coludidos con quienes entonces gobernaban—, al grado de que surgieron nuevos ricos mientras el estado empezó su actual impagable deuda con Hendricks Díaz con 900 millones de pesos, se multiplicó con González Canto en 7 mil millones de pesos y se disparó con Borge Angulo casi 20 mil millones de pesos.

CON EL PRIMERO DE ESTOS GOBERNADORES, el entonces priista Pech Várguez se desempeñó como secretario Técnico, secretario de Hacienda (OJO), además de secretario de Educación y Cultura; posteriormente con Borge Angulo fungió como rector de la Universidad de Quintana Roo y entonces no vio el saqueo ni el enriquecimiento de sus jefes o simplemente prefirió guardar silencio porque así convenía a sus intereses personales.   

PARA LAS ELECCIONES ESTATALES DE 2016, Pech Várguez decidió abandonar su larga trayectoria priista para participar como candidato a gobernador por Morena con el único objetivo (frustrado por cierto) de restarle votos a Carlos Joaquín González, de la alianza PAN, PRD y MC y quien entonces figuraba como el mayor oponente de grupo detentador del poder local comandado por la dupla Félix-Beto. Sin embargo, apenas obtuvo 65 mil 367 votos que lo colocaron en tercer lugar.

LAS ANSIAS DE QUERER POSTULARSE otra vez como candidato a gobernador por Morena para 2022 con el sello nativista, son quizás las que llevaron al ingeniero industrial en producción, maestro en ciencias de la educación y doctor en ciencias administrativas, a lanzar su diatriba en contra de los fuereños olvidando que el desarrollo turístico alcanzado en Quintana Roo se debe a las grandes inversiones de “extraños”, porque en su momento los capitales locales no quisieron arriesgarse cuando Cancún y la Riviera Maya eran una selva inhabitable. No cabe duda que en muchos casos las maestrías y los doctorados sólo sirven para hacer o decir pendejadas más calificadas.

@Nido_DeViboras