NIDO DE VÍBORAS

438
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

DURANTE DÉCADAS los penales de Quintana Roo han sido los principales centros de operaciones de grupos del crimen organizado para planear y consumar varios de los delitos que ocurren al exterior, por eso desde hace cinco años el gobierno del estado que encabeza Carlos Joaquín González ha emprendido una férrea batalla para desmantelarlos con el fin de recuperar la paz y la tranquilidad de la gente.

TAN SOLO en lo que va de esta administración un total de 143 internos con perfiles criminógenos de alto índice de criminalidad, baja adaptabilidad social y estado peligroso alto, fueron trasladados de penal debido a que requerían medidas especiales de seguridad y vigilancia cuya infraestructura sólo tienen los centros federales de readaptación social. El mayor movimiento de este tipo fue el 19 de septiembre de 2018, cuando 38 reos que mantenían el autogobierno al interior del Centro de Reinserción Social de Chetumal luego de una riña que dejó un saldo de siete custodios y cinco reos lesionados. 

EN EL OPERATIVO del traslado hacia penales de máxima seguridad, realizado de madrugada, participaron más de 600 elementos de Seguridad Pública, Ejército, Armada y Policía Federal, con el objetivo de ponerle fin al autogobierno que encabezó por más de siete años el reo Heriberto Campos Martínez, alias “El Diablo”, y 38 integrantes de “La Comitiva” que fueron llevados en un avión de la Policía Federal alrededor de las 10:15 de la mañana.

LAS BANDAS DEL NARCOTRÁFICO operan en la entidad desde hace por lo menos dos décadas, de ahí que existan señalamientos contra ex gobernadores y ex funcionarios por supuestamente mantener algún tipo de relación de beneficio mutuo con dirigentes de esas organizaciones delictivas, el ejemplo más claro fue la detención y encarcelamiento, en 2001, del ex gobernador Mario Villanueva Madrid, quien inclusive fue trasladado a una prisión de Estados Unidos. Pero la época dorada de este tipo de actividades ilícitas, ocurrió durante los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, lo que se reflejó en las calles y los centros penitenciarios de la entidad.

COMO PRUEBA de esa complicidad entre funcionarios estatales y líderes narcotraficantes, brincan los excesos cometidos la famosa “Doña Lety”, relacionada con el cártel de Sinaloa comandado por Joaquín el “Chapo” Guzmán y quien fue detenida en Puebla el 9 de agosto de 2018. En ese entonces, el gobernador Carlos Joaquín enfatizó: “la detención de Leticia Rodríguez Lara, ‘Doña Lety’, presunta líder del narco en Cancún, es un proceso a favor de la seguridad del Estado”.

DOÑA LETY O LA 40, según informes del gabinete de seguridad, es investigada por su presunta responsabilidad en homicidios, secuestros y extorsiones cometidos en Cancún, Quintana Roo, como parte de la disputa por el control de la plaza, entre los cárteles de ‘Los Zetas’, del Golfo y Jalisco Nueva Generación; los reportes oficiales indican que la pelea entre dichas agrupaciones derivó en la formación del grupo “Los Combos”, mismo que pretendía desplazar a “Doña Lety” de la zona hotelera donde se distribuye droga y se utilizan diferentes establecimientos para el lavado de dinero y trata de personas.

RECIÉN ASUMIÓ la gubernatura Carlos Joaquín, el 17 de enero de 2017 fueron baleadas las instalaciones de la Fiscalía General de Quintana Roo dejando un saldo de tres muertos; la autoría de ese atentado se le atribuye a “Doña Lety” quien vio cerrados los espacios para seguir actuando libremente como lo venía haciendo durante los gobiernos de González Canto y Borge Angulo en cuyas administraciones el consumo de drogas ocupaba los primeros lugares a nivel nacional.  

DE ACUERDO con los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones 2016, el consumo de marihuana fue de los más altos del país, con un 13.8 por ciento de la población (mientras que la media nacional era de 8.6 por ciento). Además, Quintana Roo ocupó por aquellas el tercer lugar en consumo de cocaína, con 5.8 por ciento, mientras que el promedio nacional del uso de esta droga era de 3.5 por ciento.

@Nido_DeViboras