Piden a México tener cautela con Venezuela

373
México

  • México podría ser el anfitrión de una nueva ronda de negociaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Oposición venezolana.
ALEJANDRO ALBARRÁN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO .- México es un “candidato ideal” para sostener las negociaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Oposición venezolana, pero debe ser cuidadoso y no favorecer a ninguna de las partes en una eventual salida pacífica a la crisis social y política del país latinoamericano, consideró Geoff Ramsey, director del programa de Venezuela de la Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA, en inglés), un centro de estudios dedicado a encontrar una salida pacífica a la crisis.

En días recientes ha crecido la expectativa de que México sea el anfitrión de una nueva ronda de diálogo para que se celebren elecciones libres y se levanten las sanciones económicas por parte de Estados Unidos, la cuales han agravado la debacle económica del país sudamericano. Incluso Maduro se dijo listo para venir a México y discutir una agenda en ese sentido.

“Idealmente, México ofrecería un área segura para las negociaciones. Creo que el rol para México es proporcionar un lugar para que las negociaciones sucedan en privado sin ningún tipo de filtraciones a la prensa o al público”, dijo Ramsey a REFORMA.

“El Gobierno de México debe tomar su rol como anfitrión de cualquier negociación muy seriamente. Necesitan ser muy cuidadosos con sus declaraciones públicas para evitar parecer que favorecen alguna de las partes en la negociación”, advirtió.

Desde hace años, Venezuela atraviesa una profunda crisis económica, social y política que ha llevado a más de cuatro millones de personas a huir del país. Estados Unidos acusa a Maduro de ser responsable de la situación y ha respaldado a Juan Guaidó, quien se autoproclamó Presidente encargado en 2019.

Ramsey advirtió, sin embargo, que aún no hay una fecha clara ni una agenda para que se realicen los diálogos, pues es necesario que el Gobierno de Maduro dé señales claras para realizar comicios justos. A su vez, antes de cualquier confirmación, la Oposición debe definir su postura sobre si participará en las próximas elecciones regionales de noviembre, un asunto clave.

La última ronda de negociaciones de Venezuela, que sucedió en 2019 en Oslo bajo la mediación de Noruega, fracasó por la falta de voluntad de todos los actores, de acuerdo con el reciente reporte “Negociando un retorno a la democracia en Venezuela” de la WOLA.

Ahora, las cosas son distintas, según Ramsey. La nueva Administración en EU, del Presidente Joe Biden, se ha mostrado más abierta que el Gobierno de Donald Trump.

“Si miras a las negociaciones de 2019, por ejemplo, la posición de la Casa Blanca era que no podía haber alivio de sanciones a menos de que Maduro se fuera. Y hoy ya no estamos en ese punto”, dijo el experto.

Y, de hecho, Maduro ha dado algunas señales favorables, como permitir el ingreso a Venezuela del programa de alimentos de Naciones Unidas y liberar a algunos presos políticos, dijo.

“Pero creo que para Washington eso no es suficiente. Washington ha insistido en que necesita ver más concesiones en el proceso electoral y creo que las elecciones regionales de noviembre, para gobernadores y alcaldes, serán una oportunidad para que el régimen proporciones esas concesiones”, estimó.

En tanto, México es considerado como una posibilidad real, lo más importante es que haya compromiso con el diálogo y que se incluya a los diversos sectores de la Oposición, así como a grupos de derechos humanos en el proceso.

El Gobierno mexicano, insistió Ramsey, debe jugar un rol de neutralidad si es elegido para las conversaciones.

“La meta de las negociaciones es conseguir una reestructuración pacífica de las instituciones democráticas en Venezuela y favorecer los discursos, ya sea del Gobierno de Maduro o de la Oposición, no avanza en ese objetivo”, zanjó.

ASÍ LO DIJO

“El Gobierno de México debe tomar su rol como anfitrión de cualquier negociación muy seriamente. Necesitan ser muy cuidadosos con sus declaraciones públicas para evitar parecer que favorecen alguna de las partes en la negociación”

Te puede interesar: Apuntan al espacio… y no pueden en la Tierra