NIDO DE VÍBORAS

658
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

TODO POR DEJAR la selección de candidatos a diputados federales en manos de Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde”, su aliado Morena deberá cargar con el desprestigio y las acusaciones de corrupción que enfrenta su diputado electo por el Distrito 01 de Quintana Roo, Juan Carrillo Soberanis —priísta convertido en morenista de último momento—, sobre quien pesa una orden de aprehensión por un quebranto a la hacienda municipal, consistente en la contratación irregular de un par de créditos a corto plazo por 22 millones 397 mil 608.87 pesos, mediante un mecanismo de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom), y cuyo destino no ha podido aclarar.

DOMINADO POR LA AVARICIA que lo caracteriza, “El Niño Verde” apostó erróneamente por el alcalde borgista de Isla Mujeres al creer que en el pasado proceso electoral conservarían este boyante municipio que cuenta con un suculento filete inmobiliario aún por explotar y desarrollar en Isla Blanca de la conocida zona Continental, donde en los últimos veinte años comenzaron a surgir algunos hoteles cinco estrellas con una proyección de mediano plazo para convertirse en un segundo Cancún, aunque mejor planeado para no padecer los problemas urbanísticos que hoy representan un latente colapso para el principal destino del Caribe mexicano.

LA JUGADA NO LE SALIÓ porque si bien Carrillo Soberanis ganó la diputación federal que le canjeó “El Niño Verde”, no pudo retener el municipio que gobernó durante seis años y que en septiembre deberá entregar a Atenea Gómez Ricalde, postulada por la alianza “Va Por Quintana Roo”, conformada por los partidos PAN, PRD y Confianza, lo cual le cancela toda posibilidad al líder moral del partido del tucán de hacer negocios en grande —como ya se venía frotando las manos— con la tramitación de usos de suelo y permisos de construcción que demandan los inversionistas interesados en desarrollar proyectos hoteleros en la zona Continental de Isla Mujeres.

CON LA DERROTA de su “delfín” Fernando “Chato” Bacelis, está claro que Carrillo Soberanis pagó la diputación federal a “El Niño Verde” con corcholatas y hoy representa un lastre para Morena ante las acusaciones de corrupción y la negativa de jueces federales a concederle un amparo para no ser detenido; la medida cautelar no se ha podido ejecutar porque el alcalde isleño se sigue acogiendo a la figura del fuero (inmunidad) que le asegura el cargo y el cual pretende hacer extensivo en septiembre entrante cuando ocupe la curul que conquistó en la Cámara de Diputados, gracias al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

LA PREGUNTA QUE CABE AQUÍ es si todavía así Carillo Soberanis le sirve a “El Niño Verde” o ya se está pensando en bajarlo para que entre el sustituto, lo cual lo pondría en la picota para ser enjuiciado por el quebranto financiero en agravio del ayuntamiento de Isla Mujeres; para Jorge Emilio business son business y no se descarta que le ponga precio a su cabeza mucho antes de lo esperado, o de plano lo mantenga en la curul para hacer trabajos sucios lo que el alcalde isleño sabe hacer muy bien. 

***

AYER QUEDARON SEPULTADAS las esperanzas de los de alcaldes derrotados Laura Beristain Navarrete, de Solidaridad, y Pedro Joaquín Delbuois, de Cozumel, cuando el pleno del Tribunal Electoral de Quintana Roo validó el triunfo de sus adversarios, Lili Campos Miranda y Juanita Alonso Marrufo, respectivamente. Con el fallo se demostró que los señalamientos de ‘fraude’ y ‘elección de estado’ que alegaron ante la autoridad electoral sólo fue una estrategia mediática que terminó volteándoseles en su contra.

@Nido_DeViboras