Asume Pedro Castillo la Presidencia de Perú

391
Asume Pedro Castillo la Presidencia de Perú
  • El triunfo de Castillo es un giro a la izquierda luego de 30 años de gobiernos amigos del libre mercado, y es recibido con desconfianza por los inversionistas y dudas de algunos analistas.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

LIMA, PERÚ.- Pedro Castillo juró como nuevo presidente de Perú. Es el primer mandatario de origen campesino en 200 años de independencia y asume el cargo en un momento en que el país sigue azotado por el Covid-19 y luego de semanas de tensión política por acusaciones de su rival de un fraude electoral que no se comprobó.

Castillo, de 51 años, se comprometió “por Dios, por mi familia, por mis hermanas y hermanos campesinos, docentes, ronderos, niños, jóvenes y mujeres y por una nueva Constitución”.

Luego, cantó el himno nacional y se sacó el sombrero, que colocó a la altura del corazón.

El triunfo de Castillo es un giro a la izquierda luego de 30 años de gobiernos amigos del libre mercado, y es recibido con desconfianza por los inversionistas y dudas de algunos analistas sobre el rumbo que llevará su nuevo gobierno.

“No tenemos claras sus principales líneas de política”, dijo Claudia Navas, analista de la firma global Control Risk. “Prevemos que, debido a la situación política del país, Castillo deba mantener una posición mucho más pragmática de lo que él ha anunciado durante la campaña”, manifestó en declaraciones para la agencia AP.

A su juramentación asistió el secretario de Educación de Estados Unidos Miguel Cardona, quien también fue profesor de primaria; el rey de España Felipe VI y varios presidentes de Sudamérica, entre ellos los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Iván Duque; de Ecuador, Guillermo Lasso; de Argentina, Alberto Fernández; y de Bolivia, Luis Arce.

Sin sacarse su clásico sombrero, Castillo se reunió de forma breve con el rey de España y con el mandatario de Ecuador y Chile. A la salida de ambos el presidente electo no dio declaraciones.

Sus planes concretos son aún un enigma, pero apoya la reescritura de la Constitución de 1993 para impulsar una presencia más activa del estado en actividades económicas en un país rico en minerales y que es el segundo exportador mundial de cobre, plata y el sexto en oro. El profesor de escuela primaria rural ha dicho que sus prioridades son mejorar la educación, salud y la agricultura.

Ha moderado sus primeras propuestas sobre nacionalizar multinacionales mineras. Su asesor económico, Pedro Francke, afirmó a inicios de mes que evalúan subir los impuestos a las ganancias mineras debido a los altos precios mundiales del cobre, que superan los 10mil dólares la tonelada.

Su gobierno no tendrá mayoría en el Parlamento unicameral de 130 legisladores que será dirigido por una coalición opositora. Castillo no cuenta con los votos suficientes para iniciar un proceso para cambiar la Constitución y que empieza por modificar un artículo de la actual Carta Magna para incluir que ésta puede ser reescrita mediante una Asamblea Constituyente.

Recibe un país que apenas ha salido de la unidad de cuidados intensivos por el impacto del virus. Con millones de desempleados, miles de pequeñas empresas quebradas y con el retiro de unos 13 mil millones de dólares de los bancos locales por la incertidumbre política, según cálculos oficiales.

Te puede interesar: Ahora va gobierno de Ortega contra 24 ONG