Sin freno, los saqueos a planteles educativos

333
Sin freno, los saqueos a planteles educativos
  • En Quintana Roo son 310 planteles educativos que han sido afectados por saqueos, robos o actos de vandalismo y lamentablemente el número va en aumento.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La cifra de escuelas afectadas en la entidad por saqueos, robos o actos de vandalismo aumentó, al registrarse hasta la fecha 310 planteles que se encuentran en esa situación.

Así lo informó Abraham Rodríguez Herrera, director general del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (Ifeqroo), quien señaló que tras los recorridos que autoridades de la Secretaría de Educación han implementado, la estadística se actualizó.

Lamentó esta circunstancia, puesto que para el pasado proceso electoral 120 planteles educativos fueron reparados en temas de agua y energía eléctrica, pero a los tres días ya habían sido saqueados nuevamente, y con las clases a distancia se complica más que haya vigilancia en estos lugares.

“Es un problema bastante severo, ya se rebasaron las 300 escuelas vandalizadas, definitivamente los recursos que tiene el estado no van a dar para poder atender los daños que están sufriendo las escuelas y cada vez son mayores los daños porque vuelven a robar y vuelven a entrar a la misma escuela”, expuso Rodríguez Herrera.

Los municipios donde más inmuebles reportan estas afectaciones son Benito Juárez y Solidaridad, por ello consideró que sería necesario que padres de familia, personal administrativo y de intendencia, además de los profesores y los propios vecinos coadyuven con la vigilancia para evitar que las escuelas sean saqueadas.

Hace unas semanas el propio director del Ifeqroo daba a conocer que el gobernador Carlos Joaquín González gestionó 21 millones de pesos para la reparación de planteles educativos vandalizados, sin embargo, al aumentar el número de escuelas dañadas, evidentemente el recurso destinado a este tema tiene que incrementar.

“Mientras las escuelas no estén en servicio pues no podemos trabajar, porque todo lo que pongamos se lo vuelven a llevar. No sabemos exactamente de dónde tomar (recursos), tendríamos que generar economías en las obras, pero vemos difícil que nos dé (el dinero que ya se tenía) para atender a todas las escuelas y peor si éstas siguen en aumento”.

Te puede interesar: Alertan situación crítica en Oples