Preocupan presiones para erario por Pemex

211
Preocupan presiones para erario por Pemex
  • La directora de estudios económicos de Banco Base afirmó que la elevada carga de la deuda de Pemex es el mayor riesgo para las finanzas públicas.
CHARLENE DOMÍNGUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La elevada carga de la deuda de Pemex es el mayor riesgo para las finanzas públicas mexicanas, aseguraron expertos.

Por un lado, Carlos Serrano, economista jefe de BBVA México, dijo que la baja en la nota de Petróleos Mexicanos por parte de la calificadora Moody’s, de Ba2 a Ba3, se debió al alto riesgo de liquidez y de vencimientos de deuda que tiene la empresa por la expansión de su capacidad de refinación y producción, algo que eleva las necesidades de efectivo, las cuales tendrían que ser cubiertas por el gobierno.

“La preocupación que hay, más que un tema de la calidad crediticia de Pemex debido a este soporte implícito que hay, es que Pemex puede significar mayores presiones fiscales hacia adelante para el gobierno federal.

“Nos parece que sería adecuado tratar de atraer capital privado a través de coparticipaciones entre Pemex y el sector privado para poder aligerar esta carga para el gobierno federal y traer también experiencia en campos de aguas profundas”, reiteró.

Serrano descartó que la rebaja crediticia de Petróleos Mexicanos impacte de manera significativa en la inversión del país.

En tanto, Gabriela Siller, directora de estudios económicos de Banco Base, afirmó que la elevada carga de la deuda de Pemex es el mayor riesgo para las finanzas públicas.

“No me sorprendería mayores recortes a la calificación crediticia de Pemex, pero simplemente el gobierno federal la va a tener que seguir ayudando, y es por eso que Pemex representa el mayor riesgo a las finanzas públicas de México y para la calificación soberana de nuestro país”, afirmó Siller.

Explicó que la deuda de Petróleos Mexicanos supera los 115 mil millones de dólares y, por la dinámica y estrategias de la empresa, no se prevé que sus pasivos disminuyan.

“En el caso de Pemex la deuda no se está utilizando en nada positivo. Si Pemex fuera una empresa privada debería de disminuir su tamaño, vender activos y con esto pagar parte de su deuda. Si no mejora su situación, el gobierno federal va a tener que seguir haciéndose cargo”, indicó.

A pesar de esto, agregó Siller, no se anticipa que México sufra recortes en sus calificaciones crediticias ni que pierda su grado de inversión a corto plazo.

Te puede interesar: Golpea pandemia ahorro en pensión