NIDO DE VÍBORAS

613
Nido

POR KUKULKÁN

APENAS ASOMÓ LA CABEZA el secretario del Gobierno estatal, Arturo Contreras, para anunciar su legítima aspiración a contender por la candidatura del PRI a la gubernatura del estado en 2022 y de inmediato casi una veintena de políticos de los diferentes partidos políticos y servidores públicos comenzaron a ser mencionados como posibles contendientes por la silla principal del Palacio de Gobierno de Chetumal aun cuando todavía faltan cuatro meses para que arranque oficialmente el proceso de selección.

ENTRE LOS MENCIONADOS hay algunos que tienen posibilidades reales de lograr conquistar el triunfo en una contienda interna limpia y democrática —lo cual por lo general nunca sucede—, pero hay otros que de plano son de relleno o alguien de los poderes fácticos del estado les quiere jugar una mala broma nada más como estrategia para engrosar la lista con la finalidad para blindar a quien verdaderamente quieren impulsar porque así conviene a sus intereses.

EL TAPADO A LA INVERSA o lo que es lo mismo inundar de nombres y perfiles al electorado para que no sepan cuál de todos es el bueno, tal y como hoy sucede con la censura en los medios que antes consistía en ocultar información y hoy, por el contrario, se procura esparcirla en grandes volúmenes a través de las redes sociales para que no se sepa cuál de ellas es la real y verdadera, de ahí que ahora surjan especializados equipos de comunicación para detectar las fake news o noticias falsas.

LO SORPRENDENTE de la lista de personajes y las encuestas que comenzaron circular desde hace algunas semanas es que figuran algunos nombres a los que se consideraban ya como cadáveres políticos (la priista Cora Amalia Madrid Tovilla) o que incluso ni siquiera viven en la entidad (el panista Gustavo Ortega Joaquín) que hace más de una década cambió su residencia al estado de Baja California.

UNA DE ESAS ENCUESTAS, difundida por un periódico de circulación nacional presenta absurdos como poner al alcalde de Cozumel Pedro Joaquín Delbouis como el favorito de la contienda interna del PRI con 43.6 por ciento, pero se le mide con el verde ecologista Remberto Estrada Barba a quien le otorgan 6.8 por ciento de las preferencias, cuando el partido del tucán y el tricolor ya ni siquiera están en posibilidad de formar una alianza.

ELABORADA POR LA ENCUESTADORA “Tresearch” el ejercicio de medición considera a Gustavo Ortega Joaquín como el favorito del PAN con 33 por ciento y en segundo lugar con 26 por ciento a José Faustino Uicab Alcocer (otro cadáver político). Pero el absurdo de los absurdos es la medición al interior de Morena donde le da a la alcaldesa Mara Lezama el 24.8 por ciento de las preferencias, seguida por el senador José Luis Pech con 17.1 por ciento, el diputado Luis Alegre Salazar con 12.5 por ciento, José Luis ‘Chanito’ Toledo (de Movimiento Ciudadano) con 7.4 por ciento y Gregorio Sánchez Martínez (del PES); estos dos último considerados también como cadáveres políticos.

Y EN LA LISTA DE FUNCIONARIOS que ayer fue publicada por columnistas locales figuran la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Yohanet Torres, con 7.6 por ciento de las preferencias; y la secretaría de Salud Alejandra Aguirre Crespo con 9.3 por ciento. En el mismo paquete se incluye a la senadora Mayuli Martínez con 11.1 por ciento; al diputado local Eduardo Martínez Arcila con 10.9 por ciento.          

A ESTE RITMO DE APARICIÓN de personajes que inflan listas y encuestas, el gabinete del gobierno estatal y los grupos parlamentarios de los diferentes partidos políticos, tanto a nivel estatal como federal, corren el riesgo de quedarse vacíos porque habrá tantos y tantos interesados que será más fácil que en la calle atropellen a un aspirante que a un peatón.

@Nido_DeViboras