NIDO DE VÍBORAS

632
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

MUY ADELANTADO Y VALIENTE, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, echó las campanas al vuelo al asegurar que volverán a ganar arrolladoramente la gubernatura de Quintana Roo el próximo año. Su optimista anuncio se dio en el marco del nombramiento oficial del ex gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, como nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional para el proceso electoral del 2022 en la entidad. 

LO MÁS SEGURO es que el joven dirigente tenga otros datos y esté viendo otra realidad de lo que realmente sucede en el estado donde históricamente Acción Nacional se ha movido entre el segundo y tercer lugar de las preferencias electorales gracias a las alianzas conformadas con otros partidos, ya que por sí solo y sin un candidato competidor no alcanzaría más de 60 mil votos, que ha sido su promedio y que no representan ni la cuarta parte de los más de 300 mil votos que se requerirán para ganar.

SI HACE CINCO AÑOS el PAN, en alianza con el PRD, ganaron la gubernatura fue por el arrastre de su entonces candidato, Carlos Joaquín González, quien sacó el triunfo con 263 mil 743 votos, porque seis años atrás que el blanquiazul fue solo en la contienda apenas logró 58 mil 367 sufragios, que aquella ocasión representaron el 6.8 por ciento de una lista nominal de 846 mil 982 electores. Así que, si dentro de un año piensa ganar arrolladoramente, como asegura, deberán trabajar muy fuerte y postular a un candidato fuerte que por el momento no se ve entre sus filas.

Y SI NOS REMONTAMOS aún más a las cifras históricas de votación oficial, resulta que el PAN obtuvo solito en las elecciones de gobernador de Quintana Roo en 1999 la cantidad de 39 mil 250 votos, el 9.5 por ciento de una lista nominal de 411 mil 509 electores, mientras que seis años más tarde, en 2005, en su primera alianza con el Partido Verde logró 76 mil 724 sufragios que significaron el 9 por ciento de una lista nominal de 846 mil 982 electores.

DESDEÑANDO ESTAS CIFRAS y olvidando que necesariamente requiere de una mega alianza para poder revertir la tendencia morenista que se mantiene en el estado, el joven Marko Cortés lanzó un desafío: “Hoy el reto principal que tenemos en Quintana Roo es que nos vean como la opción que puede ganar, que no se diga que ya está esto cantado y que quien va a ganar es Morena, hay que demostrarles que hay mucho por hacer, que habrá cohesión partidista, que vamos a estar trabajando todos los días desde aquí hasta la jornada del año entrante, para buscar refrendar la gubernatura”.

EL ACTO EN QUE SE DESIGNÓ al nuevo delegado panista que se hará cargo de la elección en Quintana Roo se dio de forma virtual y participaron, además del ex gobernador de Jalisco, el secretario de Elecciones del CEN del PAN y diputado federal Armando Tejeda Cid, así como el presidente estatal del partido José Faustino Uicab Alcocer, quienes fueron más prudentes y menos triunfalistas en sus intervenciones. 

EL PRIMERO DE ELLOS DIJO: “Será necesario intensificar la presencia territorial en Quintana Roo y será necesaria la visita de nuestros seccionales, la promoción puerta por puerta y el acercamiento social. El triunfo vendrá de nuestra capacidad de trabajo y unidad. Hoy los panistas necesitamos construir juntos el siguiente paso, el 2022, porque será el año en que nuestros triunfos electorales preparen la ruta para los retos del 2024”. 

Y EL SEGUNDO LES RECORDÓ que gracias al trabajo del gobernador de Quintana Roo el PAN logró conquistar tres de las demarcaciones más importantes del estado en las pasadas elecciones de presidentes municipales: Solidaridad, Isla Mujeres y Bacalar. “El actual gobernador Carlos Joaquín ha demostrado con ejemplo que el PAN sí sabe gobernar”, dijo para ubicar a su líder nacional que en su discurso omitió hablar de la importante labor del mandatario, ya que lo valiente no le debe quitar a Marko lo cortés.

@Nido_DeViboras