Reconversión hospitalaria enfrenta muchas carencias

315
hospitalaria

  • Al menos 12 entidades buscan, a marchas forzadas, la ampliación hospitalaria. La demanda de atención ya llenó las áreas Covid en 5 estados.

IRIS VELÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El llamado para que las entidades aceleren su reconversión hospitalaria llegó en un ambiente adverso: carencias de servicios, falta de recursos, una parte del personal está agotado y la otra, urge a que se le recontrate para regresar a laborar, lo que hace complicada la encomienda.

Al menos 12 entidades buscan, a marchas forzadas, la ampliación hospitalaria. La demanda de atención ya llenó las áreas Covid en Colima, Nayarit, la Ciudad de México, Durango e Hidalgo, pero en total, suman 11 estados los que reportan áreas saturadas.

“Nuevamente Covid. ¡Dios, por favor que ya termine esto!, estamos exhaustos”, publicó en sus redes sociales una enfermera del Hospital General de Zona número 27 en Tlatelolco, Ciudad de México.

En entrevista, comentó que el personal de este nosocomio, uno de los primeros en atender a pacientes con el virus, está exhausto y ha presentado problemas de ansiedad y depresión.

“Creíamos que esto se iba a acabar pronto, pero la gente no para de llegar a las rejas para suplicar por el servicio y ¿qué les dices?… Ya no podemos, ya trabajamos al tope. En la parte trasera, la gente pide pruebas; en urgencias, llegan ya muy graves. Con tanques de oxígeno piden atención. Ya volvió lo que temíamos”, advirtió.

“Y es cuando maldices que el pueblo mexicano tenga tantas celebraciones. Cada mes viene un riesgo si no es Navidad, son las de Fin de Año, el día del amor, del padre, de la madre, las vacaciones y ahora vienen las patrias. Y nosotros no podemos salir del hospital por las guardias, porque cada vez hay más y más gente”.

A esto, contó, se suma la inconformidad con el equipo de protección y la falta de personal.

“Los compañeros de La Raza, sobre todo, han encontrado una oportunidad de negocio. Aunque nos ponemos los que nos da el IMSS, nosotros nos compramos mascarillas, lentes y caretas más resistentes para mayor protección. Todo mundo vende de todo”, expuso.

“No hay suficientes contrataciones. Cada enfermero y doctor atiende hasta a 12 pacientes y siguen llegando. Casi todos los hospitales ya están saturados”, añadió.

Mientras tanto, el personal médico que ha protestado porque no ha sido recontratado sigue a la espera en Morelos, Hidalgo y Oaxaca a más de dos meses que les dieron las gracias.

“Nos dijeron que en junio el problema quedaría resuelto, pero seguimos sin trabajo. Fuimos los héroes, ahora somos los desempleados”, dijo el doctor Alberto Candia, ex empleado del Hospital General “Carlos Calero Elorduy” del ISSSTE en Cuernavaca.

“Volvieron a abrir el hospital ante el alza de los contagios; sin embargo, sólo se tiene contemplado una parte del personal. La contratación está a cargo de la Sedena y el Insabi sólo ha dicho que nos mantenernos a la espera”.

Por su parte, Tania, una enfermera de Pachuca, Hidalgo, consideró contradictorio que ante la falta de personal, el Gobierno los tenga en la banca.

“Hace falta nuestra ayuda, los de planta ya no pueden. Desde el 15 de junio no tenemos trabajo y somos necesarios en esta tercera ola. No entendemos por qué tenemos que suplicar por trabajo en esta emergencia, pero tampoco podemos hacerlo sin cobrar porque tenemos familias que mantener”, subrayó.

Te puede interesar: Unidad temporal en Autódromo opera sin tregua