Batea reclamos y lanza elogios

272
Batea reclamos y lanza elogios
  • Martha dijo que AMLO ha entendido mal su exigencia, ya que no quieren una “doble pensión”, sino tener la posibilidad de retirar sus afores.
ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD JUÁREZ, CHIH.- “Señor presidente, escúchenos por favor. ¿Cuándo nos puede recibir? Recíbanos, necesitamos una audiencia, no queremos doble pensión, lo estamos persiguiendo por toda la República”.

Martha Padilla, integrante del grupo de jubilados y pensionados del IMSS que exige la devolución de sus Afores, hizo ayer esta petición al presidente Andrés Manuel López Obrador cuándo llegó al nuevo cuartel de la Guardia Nacional en esta ciudad fronteriza.

A bordo de su camioneta, con el vidrio abajo, el tabasqueño le pidió a Martha que tratara el tema de la llamada “doble pensión” con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ha dicho que es legalmente improcedente. “Es que parece que legalmente no es posible”, dijo.

“Ya tuvimos muchas mesas de diálogo”, le respondió la mujer.

“Ya llevamos cinco meses de diálogo, usted necesita escucharnos, no le cuesta nada, usted es del pueblo, por favor recíbanos”.

“Sí, soy del pueblo, pero para eso tengo quien me ayuda, es la secretaria… ya les han escuchado bastante, ya les estoy diciendo que lo que están planteando no es viable legalmente”, enfatizó el mandatario.

López Obrador reiteró, como lo ha dicho en sus conferencias, que la posibilidad que plantea el grupo inconforme fue un acuerdo que se tomó en otros gobiernos, pero al cual ya no tienen derecho.

“Es que sí tenemos derecho porque son nuestros ahorros, queremos explicarle por qué tenemos derecho”, añadió la mujer durante el diálogo.

“Ya tengo los elementos, ya tenemos los elementos, busquen al director (Zoé Robledo). No puedo (ayudarlos) porque yo manejo el dinero de todos… mujercita, pero no puedo yo. Sí, todos son pueblo, pero tiene que ser parejo, tiene que haber igualdad”, sentenció AMLO.

Martha, antes del intercambio con el presidente, dijo que el tabasqueño ha entendido mal su exigencia, ya que no quieren una “doble pensión”, sino tener la posibilidad de retirar sus afores.

Tras dedicar alrededor de 10 minutos para escuchar a personas inconformes, recibir y firmar documentos, y estrechar la mano a simpatizantes, López Obrador entró al cuartel de la Guardia Nacional, donde afirmó que el apoyo a Ciudad Juárez se traduce en la trillada frase de hechos, no palabras.

Hizo un largo recuento de acciones, aunque las principales fueron la disminución del costo de la gasolina (seis pesos menos que el promedio nacional), el aumento al salario mínimo y la reducción del IVA al 8 por ciento.

Te puede interesar: Partidos políticos recibirán más millones