Alargan rutas hacia el aeropuerto de la CDMX

365
Alargan rutas hacia el aeropuerto de la CDMX
  • Antes, en vuelos desde Guadalajara, los pilotos aviadores pasaban por el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y ahora deben hacer una desviación hasta Cuernavaca.
AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A más de cuatro meses de operaciones, el rediseño del espacio aéreo del Valle de México —que el gobierno federal puso en marcha— opera con rutas de aproximación al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) más largas y con mayor consumo de combustible, contrario al ahorro prometido, señalaron pilotos aviadores.

Esta primera fase del rediseño inició el 25 de marzo pasado y consiste en nuevas trayectorias, tanto de despegue como de aproximaciones al AICM para permitir la operación simultánea, a futuro, del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, con reducciones de 16 por ciento en tiempo, según Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano.

Sin embargo, la realidad es que ahora las rutas de aproximación son más largas para llegar a la CDMX, explicó un piloto aviador que vuela frecuentemente desde y hacia esta ciudad. 

Antes, en vuelos desde Guadalajara, los pilotos aviadores pasaban por el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y ahora deben hacer una desviación hasta Cuernavaca, dijo. 

Esto implica un trayecto mayor y, en algunos casos, ha generado un consumo adicional de 100 litros de combustible, indicó.

“El espacio aéreo está definido por cuestiones políticas, no por cuestiones aeronáuticas. Era imposible que funcionara, de hecho, bajo la óptica (aeronáutica) es muy claro que dejan libre de toda llegada a Santa Lucía”, aseveró. 

Otro piloto que también vuela frecuentemente al AICM, explicó que las rutas de llegada son más largas que las anteriores y coincidió en que dejan espacio libre a Santa Lucía, aunque con mal clima, es más complejo que operen.

Previamente, las rutas de aproximación eran operadas por el norte y las de salida por el sur; sin embargo, con el rediseño, ahora pasan por las mismas zonas (a una distancia permitida), lo que deja menor margen de maniobra para moverlos en caso de mal clima, explicó un controlador aéreo con 26 años de experiencia. Si ahora quieren que los aviones eviten una nube, no puede pedirse que las aeronaves que aterrizarán bajen su altura porque se encontrarían con aviones que están saliendo del AICM, comentó.

Te puede interesar: Se queda corto desempeño de turismo en verano