Divide a jueces construcción del Riu Riviera Cancún

420
jueces

  • Jueces presentaron posturas opuestas sobre el amparo que menores promovieron para detener la ampliación del hotel Riu Riviera Cancún.

IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q.ROO.- Jueces presentaron posturas opuestas acerca de las obligaciones que tiene como autoridad judicial en una discusión sobre la validez de los documentos presentados como parte del amparo que menores promovieron para detener la ampliación del hotel Riu Riviera Cancún.

Para las juezas Selina Haydé Avante Juárez y Graciela Bonilla, quienes aprobaron el proyecto por el cual retiran la suspensión para la construcción, los menores de edad no acreditaban en los documentos presentados su interés legítimo como parte de la comunidad afectada, lo cual sirvió de argumento para desechar la medida.

Sin embargo, el magistrado Jorge Mercado Mejía argumentó que era una obligación del tribunal suplir las insuficiencias del juicio a favor de menores de edad para proteger sus intereses, como es recabar pruebas que los beneficien.

El principal punto de desacuerdo se deriva de la presentación de credenciales escolares cuya vigencia había terminado antes de la audiencia en que se emitió la suspensión como medida cautelar, así como los documentos que acreditaban su residencia, los cuales no están a nombre de los menores.

Mercado Mejía argumentó su punto de vista a partir del artículo 79 de la Ley de Amparo y la jurisprudencia de la Primera Sala de la Suprema Corte, 191/ 2005, con número de registro 175053.

“Yo creo que su aplicación no está limitada al juicio principal, entonces yo creo que esta obligación de suplir la queja deficiente, es obligatoria también en el cuaderno incidental”, insistió.

Para la magistrada Avante, quien es autora del proyecto, el problema no radica en la insuficiencia de las pruebas, sino en que las pruebas presentadas no son las idóneas para el tipo de juicio, pues para temas ambientales argumenta que se requiere un interés específico.

Finalmente, con dos votos a favor y uno en contra, el proyecto fue aprobado y la suspensión fue removida, por lo que se quita el freno a las obras de la empresa MX RIUSA II S.A. de C.V.

Tan solo el día 8 de agosto, grupos ambientalistas se manifestaron en el Km 0 de la zona hotelera en contra de la decisión del Tercer Tribunal Colegiado de revocar la sentencia definitiva que habían obtenido en contra del proyecto, que ha sido duramente criticado por su impacto ambiental y aparentes irregularidades en los permisos.

Te puede interesar: Vinculan a proceso a cuatro servidores públicos de Solidaridad por corrupción