Pactan con ejidatarios y reabren Cobá

212
Pactan con ejidatarios y reabren Cobá
  • La Comisaría ejidal de Cobá espera que los acuerdos tomados sean respetados y se cumplan conforme al documento que firmaron las distintas partes participantes.
IGNACIO CALVA

TULUM, Q. ROO.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reabrió desde ayer la zona arqueológica de Cobá, luego de que el miércoles pasado anunciara un cierre indefinido, y que ejidatarios locales tomaran las instalaciones como protesta y permitieran el paso a los visitantes de manera gratuita.

Esta reapertura oficial por parte del INAH se dio tras concluir las negociaciones con los ejidatarios que mantenían tomadas las instalaciones como protesta por la falta de atención ante sus peticiones para ser partícipes en las ganancias de la zona arqueológica que se encuentra dentro de las tierras del ejido.

El viernes, en reunión con autoridades del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), representantes de la Secretaría de Gobernación y el INAH, los ejidatarios alcanzaron una serie de acuerdos para impulsar el desarrollo de la región, acompañamiento en la planeación de la zona turística de Cobá y diversos proyectos de saneamiento y reparación de caminos e infraestructura.

La Comisaría ejidal de Cobá espera que los acuerdos tomados sean respetados y se cumplan conforme al documento que firmaron las distintas partes participantes, lo que apoyaría a atraer más turismo a la zona.

La discusión entre las autoridades federales y los ejidatarios del lugar, que derivó en la toma de las instalaciones, ha sido por una solicitud presentada desde junio para ser los ejidatarios quienes realicen el cobro de admisión, argumentando que estos espacios representaban 268 hectáreas del ejido que no pueden trabajar.

Antes de llegar a esos acuerdos, en la última reunión entre funcionarios federales y los ejidatarios se habían abordado las propuestas de construir un museo comunitario cuya administración recaería en los ejidatarios; que un porcentaje de los cobros se destine a la población y que se genere un paquete de proyectos alineados al Tren Maya.

El INAH anunció que la zona tendrá un aforo máximo por día de 2 mil personas, con sólo 230 de forma simultánea en un horario de 09:00 de la mañana a 05:00 de la tarde, bajo estrictas medidas sanitarias y uso de cubrebocas obligatorio en todo el recorrido.

Te puede interesar: Meten recursos a la infraestructura hidroagrícola