Preocupan a Festival de Guadalajara cambios para obtener recursos

220
Guadalajara
  • El Festival de Cine en Guadalajara externó su preocupación por las modificaciones a los requisitos para acceder a recursos del Programa de Apoyo.
ABRIL VALADEZ / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, MÉXICO.- El Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) externó su preocupación por las modificaciones a los requisitos para acceder a recursos del Programa de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (Profest).

En un comunicado, el FICG indicó que los requisitos, a los que calificó de complejos, muestran desdén y desconocimiento de la importancia de los festivales independientes y los tiempos que necesitan para gestarse y proyectarse a nivel internacional.

“Las modificaciones hechas a los requisitos para poder acceder al Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos Profest contemplan eventos de muy diferentes naturalezas, objetivos y alcances en un mismo programa, lo cual, lejos de ayudar, crea una limitante en su acceso, que entrampa la instrumentación de las iniciativas que componen un corredor fílmico nacional”, indicó el comunicado.

El FICG argumentó que las nuevas directrices no se diseñaron para atender las particularidades de un festival de cine, especialmente alguno que necesite cumplir condiciones logísticas de planeación y producción con antelación, y tenga trayectoria.

En específico, el Festival de Guadalajara lamentó que el Profest pide que el dinero se use para el pago de derechos de exhibición, lo cual “es impensable” porque el 90 por ciento de las distribuidoras y productoras ceden los derechos para participar en las selecciones oficiales.

Además, el FICG expuso que un objetivo fundamental de un festival de cine es conectar a los especialistas de la industria con su público y quienes acuden a estos eventos, con espacios para la discusión de ideas referentes al séptimo arte.

“La imposibilidad de destinar parte de estos recursos a transporte aéreo y terrestre, estancia en hoteles, alimentación, promoción y difusión nacional e internacional, así como para incentivos para premios y reconocimientos, resulta no sólo en una limitante para acceder a este presupuesto sino en un evidente estratagema para acabar con iniciativas como éstas, y en una alarmante limitante para los incentivos financieros en pro de la industria fílmica”, indicó.

Por ende, para el FICG, las nuevas directrices debilitan los mecanismos de financiamiento para la logística, y afectan la promoción del cine mexicano, lo cual podría llevar a un retroceso de las políticas logradas en años.

“Es probable que asistamos a un retroceso en las políticas fílmicas por las que la comunidad cinematográfica ha luchado durante al menos 30 años, así como a un estancamiento en los resultados y beneficios sociales que trae consigo la promoción de la cinematografía nacional tanto al interior como al exterior de nuestro País. En este escenario es previsible un distanciamiento entre grupos poblacionales que buscan una oferta cinematográfica cultural alejada de lo que normalmente puede verse en salas comerciales”.

Este mensaje del FICG se da poco después del Día Nacional del Cine Mexicano, que se instauró el 15 de agosto desde 2017, con el fin de promocionar a la industria fílmica nacional.

Te puede interesar: Lanzan nueva versión de ‘La Isla de la Fantasía’