43.7% de adultos ahorran sin recurrir a una institución financiera.- CONDUSEF

300
43.7% de adultos ahorran sin recurrir a una institución financiera.- CONDUSEF
  • Según la CONDUSEF, 43.7% de la población adulta tiene el hábito de ahorrar sin recurrir a una institución financiera.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO.-La última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares Mexicanos del INEGI, identificó que los mexicanos que optan por ahorrar, destinan alrededor de un 8% del total de sus ingresos para ello. Si pensamos en torno a un salario básico de un ciudadano mexicano, nos encontramos con que las cifras son mínimas. Esto se debe a que en este país la educación financiera no es una prioridad.

Este tipo de aprendizajes le permite a los ciudadanos acercarse a sus finanzas para obtener conocimientos necesarios para la vida, comprendiendo cómo disponer de los ingresos, aumentar los ahorros y construir un patrimonio. Teniendo en cuenta la realidad que nos afecta hace más de un año a raíz de la pandemia, la educación financiera puede ser la solución para afrontar los imprevistos y malestares económicos post Covid 19.

En México los servicios y productos financieros se desarrollan a pasos agigantados, con nuevas opciones que dejan obsoletas a las cuentas de débito de la banca tradicional. Las Finetech y el uso de la tecnología para el mercado de inversiones, al cual se pueden acceder con conocimientos básicos, está creciendo de manera vertiginosa y tomando posición en el mercado bursátil. Sin embargo, según informes de La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) sólo el 43,7% de los adultos tiene hábitos de ahorro a través de instituciones financieras. Mientras que más de 60% tiene sus ahorros “guardados bajo su colchón”.

Esta práctica tan normal dentro de la población se debe a que solo un 30% tiene estudios financieros, que le posibilitan realizar inversiones y garantizar el valor de su dinero frente a la creciente inflación. Probablemente en su mayoría estas personas desconocen los distintos servicios financieros formales o las opciones de bancos para invertir de manera adecuada, segura y bajo las regulaciones que garantizan la protección del consumidor.

En la actualidad, a través de las aplicaciones bancarias, los servicios financieros se encuentran al alcance de la mano de cualquier ciudadano mayor de 18 años. Las experiencias de los clientes en torno a estas modalidades tecnológicas son favorables ya que pueden realizar todas las acciones que antes hacían en el banco solo utilizando su teléfono móvil. De manera muy sencilla y práctica se pueden realizar transferencias, dar de alta cuentas de ahorro, invertir en plazos fijos e iniciar proyectos inversionistas con los servicios de la bolsa y operadoras de fondos de inversión.

Estas alternativas eficaces eliminan barreras físicas y problemas de tiempo o edad para llegar hasta las sucursales a realizar los trámites o transacciones. El alcance de estos productos espera crecer año a año, logrando que una mayor cantidad de la población tenga acceso y otorgando a su vez formación y cursos de educación financiera, un avance hacia la inclusión en el uso de la banca digital.

Te puede interesar: Dispara morosidad Infonavit hasta 21%