Peligran arrecifes del Caribe por bloqueador solar

359
Peligran arrecifes del Caribe por bloqueador solar
  • El Sistema Arrecifal está en riesgo debido al uso excesivo de bloqueadores, cuyos residuos contaminan los mares y océanos.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q.ROO.- Cerca de 229.76 toneladas de bloqueador son usadas en Quintana Roo cada año y sus residuos terminan en los mares y océanos, lo que pone en riesgo el Sistema Arrecifal Mesoamericano.

Un estudio realizado por el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), a lo largo de 12 años (de 2007 a 2019) revela un incremento exponencial en la cantidad de residuos de bloqueador presente en las costas quintanarroenses, que se relaciona con el incremento del flujo turístico al estado.

Cancún y la Riviera Maya son los puntos que mayor concentración presentaron, con un estimado de 500 toneladas de residuos en los últimos 12 años, mientras que Chetumal e Isla Mujeres son los lugares que menor presencia de bloqueador tienen en sus aguas.

En el caso de Isla Mujeres, la situación se ha quintuplicado en el transcurso de ese mismo tiempo, pasó de dos toneladas en 2007 a 10 en 2019.

Uno de los mayores problemas, según indica el estudio, es la falta de legislación y vigilancia con respecto al uso de bloqueadores en playas y cuerpos de agua tierra adentro. Según el informe, solamente en los municipios de Tulum y Solidaridad existen regulaciones sobre uso de bloqueadores comerciales en cenotes, lagunas y parques acuáticos, aunque sí permiten el uso de bloqueadores biodegradables.

Aunque no sea directamente en las playas, se destaca que debido a la hidrografía del estado, los residuos de bloqueador que queda en lagunas, cenotes, parques acuáticos y los residuos que resultan de bañarse terminan afectando al océano al filtrarse a las corrientes subterráneas que los transportan ahí.

De igual forma, debido a la falta de regulación en materia de etiquetado de productos, muchos turistas y habitantes quintanarroenses encuentran difícil decidirse por productos que no afectan al medio marino, o confunden la terminología utilizada.

Esto se ve representado por productos que se presentan como ecológicos o biodegradables, refiriéndose al origen de sus ingredientes, su forma de preparación o si el producto puede degradarse en la naturaleza, sin que ninguna de estas cosas implique que su impacto en el ecosistema oceánico sea mínimo o inexistente.

El estudio concluye exhortando a que se endurezcan las restricciones para el uso de bloqueadores en las playas, zonas protegidas y cenotes, reforzar las regulaciones sobre el etiquetado de productos para volverlo más claro, y reforzar la educación al público en general sobre los problemas que puede ocasionar el uso de estos productos.

Te puede interesar: Avanza zona de baja presión, se espera llegue a tormenta por la noche