Reducen pobreza gracias a remesas

215
Reducen pobreza gracias a remesas
  • De entre los cinco estados analizados, Nayarit fue el que registró la mayor reducción de pobreza multidimensional, con una baja de 13.7%.
MARLÉN HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Las entidades más dependientes de las remesas y que el año pasado tuvieron fuertes aumentos en la recepción de estos recursos desde el extranjero, pudieron reducir de 2018 a 2020 sus indicadores de pobreza y de vulnerabilidad por ingresos.

De acuerdo con un reporte de BBVA Research, en el 2020 los cinco estados en donde más pesaron las remesas sobre sus valores agregados brutos (PIB menos impuestos y subsidios netos) fueron: Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Zacatecas y Nayarit, con dependencias de entre 17.1 y 10.3 por ciento.

Esas entidades recibieron durante el tercer trimestre de 2020 remesas conjuntas por 2 mil 462 millones de dólares, 19.6 por ciento más que en el periodo comparable de 2018, de acuerdo con datos del Banxico.

En los cinco estados referidos, el número de personas en condiciones de “pobreza multidimensional” —quienes no cuentan con los recursos suficientes para adquirir los bienes y servicios para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias, y que además presentaron alguna carencia social, como servicios de salud— presentó una baja de 1.8 por ciento, equivalente a 150 mil personas menos.

El porcentaje de la población conjunta bajo estas condiciones pasó de 55.6 a 53.2 por ciento de 2018 a 2020, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“En la región del sureste del país los ingresos laborales son insuficientes para satisfacer las necesidades básicas de la población. De esta manera el envío de remesas se vuelve trascendental”, sostuvo Héctor Magaña, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios.

Las remesas recibidas, explicó, dependen principalmente de la evolución de la economía de Estados Unidos, misma que se benefició de los estímulos de su gobierno.

“Si bien los resultados de pobreza se esperaba que fueran superiores a los reportados (por el Coneval a principios del mes), las remesas pudieron ser un factor que evitó que el ingreso familiar no sufriera una reducción tan abrupta”, coincidió Cinthya Caamal Olvera, investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

De entre los cinco estados analizados, Nayarit fue el que registró la mayor reducción de pobreza multidimensional, con una baja de 13.7 por ciento o 60 mil personas que salieron de esta condición.

No obstante, 21 de las 32 entidades del país registraron aumentos en el número de pobres, en términos totales a nivel nacional la población en esta condición se elevó en 7.3 por ciento o 3 millones 763 mil personas en dos años.

Te puede interesar: Dejan de ir al supermercado, pero compran más