Ponen en la mira casas de Anaya

344
Ponen en la mira casas de Anaya
  • La Fiscalía General de la República tiene en la mira dos viviendas en Querétaro, las cuales fueron donadas a Anaya y a su esposa.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda afirma que no se le han asegurado bienes ni cuentas bancarias a Ricardo Anaya por no haber indicios para proceder en su contra, la Fiscalía General de la República (FGR) tiene en la mira dos inmuebles del panista y su esposa.

En la indagatoria contra el queretano por los presuntos sobornos recibidos en 2014 para la aprobación de la reforma energética en el sexenio de Enrique Peña Nieto, la dependencia señala dos viviendas en Querétaro, las cuales fueron donadas a Anaya y a su esposa Carolina Martínez Franco por su madre y su suegra en 2005 y 2014, respectivamente.

Los inmuebles, localizados en el Fraccionamiento Club Campestre de Querétaro, fueron adquiridos entre 1993 y 1995 por María Elena Cortés Palacio, madre de Anaya, y Maribel Natalia Franco Suárez, su suegra, por una suma en conjunto de 701 mil 300 pesos.

La primera propiedad sobre la que la FGR ha realizado pesquisas en busca de imputar al ex candidato presidencial del PAN  por asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero, es la ubicada en el número 7C del Circuito Club Campestre, en el fraccionamiento del mismo nombre, en Querétaro.

El 18 de marzo de 2005, nueve años antes de recibir los supuestos sobornos para la reforma energética, Anaya recibió de su madre la vivienda construida en un terreno de 502 metros cuadrados de superficie, donada a título gratuito.

Según consta en la escritura 60 ml 529 ante Erick Espinosa Rivera, adscrito a la Notaría Pública Número 10 de Querétaro, desde el 10 de junio de 1993, María Elena Cortés Palacio, madre de Anaya, compró este terreno a María de Lourdes Soto González, por una suma de 200 mil 800 pesos.

En la indagatoria de la FGR también aparece la casa localizada en 404 del Circuito Club Campestre, en la Sección Los Arcos, del mismo fraccionamiento, porque la esposa de Anaya fue registrada como propietaria del inmueble por las mismas fechas del supuesto soborno a legisladores y políticos.

Sin embargo, según los documentos registrales, Carolina Martínez Franco, esposa de Anaya, recibió este inmueble en donación el 30 de julio de 2014, antes de que ocurriera el supuesto soborno.

El inmueble fue cedido por su madre Maribel Natalia Franco Suárez, mediante un contrato donación suscrito ante Sergio Zepeda Guerra, titular de la Notaría Pública 16 de Querétaro.

La propiedad, de 846.66 metros cuadrados fue comprada el 4 de diciembre de 1995 por la suegra de Anaya al Club Campestre Asociación Civil, por una suma de 500 mil 500 pesos, según la escritura ante José Arana Morán, Notario 14 de Querétaro.

En la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000865/2020, la Fiscalía ha realizado búsquedas de documentos e inspecciones policiales sobre estos dos bienes, aunque Anaya fue quien reportó ambas donaciones en sus declaraciones patrimoniales.

Sin indicios

Ayer el el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, afirmó que las cuentas bancarias del panista no se han congelado ni se han incautado otros bienes porque hasta el momento no hay indicios para proceder.

“En este momento no (se han asegurado cuentas), seguimos trabajando en las investigaciones. Requerimos tener los indicios suficientes para actuar en consecuencia”, dijo ayer el funcionario al salir de una reunión con diputados electos de Morena en San Lázaro.

Afirmó que la investigación continúa y rechazó cualquier persecución política contra el panista.

“No se trata de persecución de corte político, y lo que se hará será entregar la información correspondiente”, mencionó.

Te puede interesar: Salió Anaya del País desde el 5 de julio