NIDO DE VÍBORAS

545
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

LA AMBICIÓN por acaparar amplias extensiones de terreno en el Caribe Mexicano ha sido la manzana de la discordia de acaudaladas familias de la ‘Casta Divina’ yucateca, con desenlaces de enconados enfrentamientos, rupturas y conflictos legales entre hermanos, esposos, padres e hijos, nietos y abuelos, por delitos que van desde la falsificación de documentos, el abuso de confianza, el robo o hasta el fraude.

EPISODIOS de estas historias de traición y venganza a la Caín y Abel, se acumulan en los tribunales estatales y federales en gruesos expedientes de juicios —algunos concluidos y otros en proceso— cuyas resoluciones muestran la dimensión del encono familiar por la posesión de terrenos, dinero, o ambos, que han sido tema de escándalo público en los círculos de poder y los medios de información de la península de Yucatán.

COMO extraído del pasaje bíblico del Génesis, el último de los enfrentamientos entre los hermanos Roberto y José Chapur Zahoul se dio por la disputa de un predio costero en la Riviera Maya conocido como “San Eracleo” o “Los Pájaros”, el cual fue obtenido por el segundo en 2016 mediante el favoritismo del presidente Enrique Peña Nieto a través de una compra subrepticia que el primero combatió en juicio como ilegal.

EN LOS ALBORES de 2016, Roberto Chapur (el menor) denunció que un grupo de personas “invadió” el predio Yantén, de su propiedad, para conectar con el mar Caribe el predio en disputa, justo a espaldas del suyo y sin tener salida al mar. Tras investigar, encontró que el mismo había sido comprado por el ejidatario Francisco Vicente Cetina Novelo, en la cantidad de 61 millones 491 mil 365 pesos, quien dos meses después lo vendió (¡Oh casualidad!) a la empresa IHC Inmobiliaria S.A. de C.V., cuyo principal accionista es José Antonio Chapur Zahoul.

LA DENUNCIA del hermano menor puso al descubierto que el 15 de febrero de 2016 la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), encabezada entonces por Rosario Robles Berlanga, oficializó el remate de las 262-55-92 hectáreas del predio “San Eracleo” o “Los Pajaritos” a precio por debajo del avalúo oficial practicado para el caso concreto, el cual lo calculó el precio real en mil 200 millones de pesos. Por estos hechos, el Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo dio parte al ministerio público federal para que investigara posibles actos de corrupción y delictivos en la operación de la compra-venta por parte de ex funcionarios federales de la Sedatu, lo cual hasta el momento sigue en el limbo.

OTRO conflicto por terrenos paradisíacos entre las acaudaladas familias yucatecas, cuyas consecuencias legales siguen su curso después de siete años, involucra a la hija del empresario Fernando Ponce García, patriarca del Grupo Bepensa, Margarita Ponce Díaz, quien denunció penalmente a su ex esposo Ermilo Javier Castilla Roche y a su hijo Ermilo Roger Castilla Ponce, por los delitos de falsificación de documentos y fraude, ya que ambos se pusieron de acuerdo para falsificar su firma y hacer un poder para apoderarse y posteriormente vender amplias extensiones de terrenos en la isla de Holbox. 

EL PROCESO penal pasó de las amenazas, los golpes, la persecución, los amparos hasta que la señora Margarita Ponce logró que el juez librara la orden de aprehensión en contra de su ex esposo y de su hijo, a quienes inicialmente les colocaron detectores electrónicos de ubicación para que no se dieran a la fuga. Finalmente, en 2019 Castilla Roche fue detenido y encarcelado, aunque su hijo salió en su defensa enviando una carta abierta al presidente Enrique Peña Nieto para evitar la serie de abusos cometidos por parte de su madre y de su abuelo. 

LA DISPUTA por otros terrenos en la isla de Holbox, también propició el rompimiento entre el empresario editorial Mario Renato Menéndez Rodríguez con su hija Alicia Menéndez Figueroa y su nieta Ilithya Manzanilla Menéndez, a quienes el periodista yucateco dejó fuera de la administración del diario Por Esto al encontrar diversas anomalías en el manejo de sus bienes y emprendió juicios en su contra que aún se ventilan en tribunales estatales y federales. ¡Qué bonitas familias!

@Nido_DeViboras