Ponen freno a automovilistas en París

267
Ponen freno a automovilistas en París
  • El gobierno de la ciudad de París ya ha restringido o prohibido el tráfico de vehículos en varias calles y ha multiplicado el número de carriles para bicicletas.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

PARÍS, FRA.- Se acabaron los tiempos en que los automovilistas pasaban por la Torre Eiffel o por el Barrio Latino sin reducir la velocidad, a partir del lunes el límite de velocidad en casi todo París es de sólo 30 kilómetros por hora.

Es la última iniciativa de una ciudad que intenta pulir sus credenciales climáticas y transformar la relación de las personas con sus vehículos. Los funcionarios de la ciudad dicen que también tiene como objetivo reducir los accidentes y hacer que París sea más amigable para los peatones, publicó la agencia AP.

Los propietarios de automóviles y los viajeros están furiosos. Los conductores de reparto de comida dicen que creará tiempos de espera más largos para los clientes. Los taxistas alegan que aumentará las tarifas y perjudicará al negocio. Y algunos críticos señalan que no disminuirá mucho la contaminación.

“Entonces, si conduzco a 30 kilómetros por hora el cliente comienza a quejarse. Si conduzco a 50 kilómetros por hora la Policía me arresta. ¡Así que no sé qué hacer! “exclamó Karim Macksene, sentado en su taxi frente al icónico “Café de Flore” al costado izquierdo. “La gente toma un taxi porque tiene prisa. A 30 kilómetros por hora es mejor que caminen”.

Pero las encuestas sugieren que la mayoría de los parisinos apoyan la idea, sobre todo con la esperanza de que haga las calles más seguras y tranquilas.

Los ciclistas ya se mueven más rápido que los coches en la capital francesa densamente poblada. La nueva regla incluye excepciones para un puñado de amplias avenidas, incluidos los famosos Campos Elíseos y la circunvalación que rodea la capital histórica.

Con la alcaldesa izquierdista Anne Hidalgo, el gobierno de la ciudad de París ya ha restringido o prohibido el tráfico de vehículos en varias calles y ha multiplicado el número de carriles para bicicletas.

Algunas otras ciudades y pueblos franceses también tienen velocidades limitadas, al igual que algunas otras capitales europeas.

Bruselas, Bélgica, impuso un límite de 30 kilómetros por hora en gran parte de la ciudad a principios de este año. Aproximadamente el 80 por ciento de las calles de Berlín tienen la misma regla.

Londres impuso el año pasado un límite de 32 kilómetros por hora en algunas carreteras dentro de la zona de carga de congestión de la ciudad.

Madrid impuso ese límite en la mayor parte del centro de la ciudad en 2018, y este año España impuso el de 30 kilómetros por hora en todas las vías urbanas de un solo sentido, una medida destinada a reducir la contaminación atmosférica y acústica, y aumentar la seguridad del tráfico.

Los barrios residenciales de Ámsterdam, Holanda, incluidos sus barrios de canales históricos, limitan las velocidades a 30 kilómetros por hora, y la ciudad también propone expandir eso en vías más grandes.

Te puede interesar: Ordenan reinstalar ‘Quédate en México’