Secuelas de ‘Ida’; miles sin energía ni agua

409
Secuelas de Ida; miles sin energía ni agua
  • Con las plantas de tratamiento de agua abrumadas por las inundaciones o paralizadas por cortes de energía, algunos lugares también enfrentan escasez de agua potable.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

NUEVA ORLEANS, EU.- Cientos de miles de habitantes de Luisiana quedaron sofocados después del huracán “Ida”, sin electricidad, sin agua potable, muy poca gasolina y sin idea de cuándo podrían mejorar las cosas.

El martes se formaron largas filas que envolvían el bloque en las pocas estaciones de servicio que tenían combustible y energía del generador para bombearlo. La gente sacó los alimentos podridos de los refrigeradores. Los vecinos compartían generadores y usaban baldes de agua de piscina para bañarse o tirar de la cadena de los inodoros, publicó la agencia AP.

“Tenemos mucho trabajo por delante y nadie tiene la ilusión de que este será un proceso corto”, dijo el gobernador John Bel Edwards cuando comenzó la limpieza y la recuperación en la empapada región en el opresivo final del verano.

Más de un millón de hogares y negocios en Luisiana y Mississippi, incluida toda Nueva Orleans, se quedaron sin energía cuando “Ida” cerró la red eléctrica el domingo con vientos de 240 kilómetros por hora derribando una importante torre de transmisión y dejando sin energía a miles de personas.

Se estima que más de 25 mil trabajadores de servicios públicos trabajaron para restaurar la electricidad, pero las autoridades dijeron que la labor podría llevar semanas.

Con las plantas de tratamiento de agua abrumadas por las inundaciones o paralizadas por cortes de energía, algunos lugares también enfrentan escasez de agua potable.

Aproximadamente 441 mil personas en 17 parroquias no tenían agua y otras 319 mil estaban bajo advertencias de hervir el agua, dijeron funcionarios federales.

El número de muertes aumentó a al menos cuatro en Louisiana y Mississippi, incluidas dos personas que murieron el lunes por la noche cuando siete vehículos se hundieron en un agujero de 6 metros de profundidad cerca de Lucedale, Mississippi, donde una carretera se derrumbó después de lluvias torrenciales. Edwards dijo que aún se espera que aumente el número de fallecidos.

Los funcionarios de vida silvestre advirtieron sobre osos, serpientes, caimanes y cerdos salvajes que buscaban comida en zonas urbanas después del huracán.

El gobernador pidió a quienes salieron de sus hogares para refugiarse, que no regresen hasta que las autoridades dieran el visto bueno.

Te puede interesar: Comienza rescate de Luisiana tras huracán ‘Ida’