Quiere Verstappen ser profeta en su tierra

286
Quiere Verstappen ser profeta en su tierra
  • Verstappen espera contar con el apoyo de sus compatriotas este fin de semana, sin embargo, cree que podría haber un clima hostil contra su rival en la pista, Lewis Hamilton.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO. –Cuando se corrió por última vez el Gran Premio de Países Bajos, en 1985, el piloto de Red Bull, Max Verstappen ni siquiera había nacido. Ahora, el neerlandés intentará ser profeta en su tierra, cuando corra en el circuito de Zandvoort este fin de semana, después de 26 años de ausencia en el calendario de la Fórmula 1.

‘Mad Max’ viene de ganar un GP de Bélgica tan ‘loco’ como lo indica su apodo, donde pudo sumar 12 puntos, que lo mantienen en la pelea y lo ubican de momento en el segundo lugar del Campeonato de Pilotos, con 199.5 unidades. El primer lugar es aún para el multicampeón Lewis Hamilton, con apenas tres puntos de ventaja.

Verstappen espera contar con el apoyo de sus compatriotas este fin de semana, sin embargo, cree que podría haber un clima hostil contra su rival en la pista, Lewis Hamilton. “Yo lo veo así: sabes que cuando vas a un partido de futbol y estás en casa, el rival será abucheado en algún momento. No depende del club local el ir a los altavoces y decir ‘chicos no se puede abuchear’, porque naturalmente no sucederá. (Los fanáticos) son muy apasionados y apoyarán a su equipo local”, dijo.

El piloto neerlandés dijo que los abucheos al rival no lo motivan. “Sería malo si eso me diera a mí un impulso adicional. Siempre y cuando no afecte a Lewis, supongo que eso es lo que quieres escuchar, ¿verdad? Eso es lo más importante”, declaró en conferencia de prensa.

El circuito de Zandvoort representa una oportunidad importante para la escudería Red Bull de recuperar terreno en el Campeonato de Pilotos, luego de rezagarse antes del descanso. Mercedes sigue al frente con 310.5 puntos, mientras que el equipo austriaco está en segundo con 303.5 unidades.

Te puede interesar: Espera ‘Checo’ volver al podio en Zandvoort